Artem Pustovyi, en la agenda del Unicaja, parece alejarse de Los Guindos. El pívot ucraniano, que acaba de finalizar su vinculación con el Barça, es uno de los pretendidos del club malagueño para reforzar el puesto del pívot, pero en estos momentos las opciones de contratarle se han reducido al mínimo después de que el jugador parece que tiene como preferencia la oferta del Herbalife Gran Canaria, el otro equipo de la Liga Endesa interesado en su fichaje.

Moleste o no, esta es la nueva realidad económica y deportiva de un club que ha apostado por abandonar la Euroliga y jugar la Basketball Champions League. Este era uno de los convenientes que podía tener apostar por la competición de la FIBA, la dificultad para contratar jugadores en cuanto nazca el interés en equipos de Eurocup, como es el caso del Herbalife, y por supuesto de Euroliga.

Aún no es oficial, pero todo parece indicar que Artem Pustovyi rechazará al equipo malagueño y pondrá rumbo al equipo canario, con el que jugará la segunda competición de la Euroliga.

Más allá de las dificultades que puede haber en lo económico para los verdes en este mercado estival, la decisión de jugar en una o en otra competición continental puede ser decisiva para la elección final de muchos jugadores. Pustovyi parece que prefiere la Eurocup. Casi seguro que no será el último.