La vuelta de los aficionados al Martín Carpena está más cerca, pero ¿en qué condiciones? Y, sobre todo, ¿en cuánto aforo? La noticia que a primera hora de la tarde de este jueves se anunció a bombo y platillo, del regreso de los espectadores a los partidos de la Liga Endesa, tiene ciertas aristas que la entidad de Los Guindos evaluará en las próximas horas y que serán claves para decidir cómo y en qué condiciones será ese ansiado regreso de la "Marea Verde" al Palacio.

Es cierto que el Consejo de Ministros aprobó este jueves la desaparición del artículo 15.2 de la ley de la nueva normalidad. Este artículo era el que restringía el acceso de público a los espacios deportivos en la Liga Endesa. Esto supone que el Consejo Superior de Deportes ya no será quien decida sobre el cierre o no de los pabellones. Esta competencia volverá a corresponder a las Comunidades Autónomas, en el caso del Unicaja a la Junta de Andalucía.

«Volvemos a la normalidad en cuanto a la afluencia de público a nuestros estadios, para el comienzo de la Liga y de la ACB», apuntó la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Una afirmación que no es del todo real cuando se lee la letra pequeña de esta decisión. Y es que adicionalmente a lo comunicado por Darias, el Consejo Superior de Deportes ha comunicado que los clubes deben cumplir las medidas de seguridad necesarias, es decir garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros».

Así las cosas, en el Carpena solo se podrían utilizar uno de cada tres asientos. En total, unos 3.400 de la instalación. Con estas cifras, el club no podrá lanzar campaña de abonados porque justo ese es el número, más o menos, que tiene de socios de la categoría «Siempre te llevo conmigo». O sea, los que al finalizar la temporada 19/20 renunciaron a su compensación por los partidos que no se disputaron por culpa de la pandemia y que aguardan en un lugar preferencial el regreso de la afición al pabellón.

Así las cosas, pese al subidón inicial por las palabras de la mkismistra, en el Unicaja de momento aguardan acontecimientos, con cautela y con la campaña de abonados en "modo pausa" hasta saber si se puede ampliar el número de seguidores que las autoridades permiten acceder al Martín Carpena.