Waczynski en el Casademont Zaragoza, Granger en el Baskonia, Eyenga en el Fuenlabrada o Rafa Luz en Bilbao son solo algunos ejemplos de jugadores con pasado cajista que esta temporada que arranca el próximo fin de semana defenderán la camiseta de otro club de la Liga Endesa. También hay exjugadores que ahora son entrenadores o técnicos ayudantes, como son los casos de Pablo Laso (Real Madrid), Zan Tabak (San Pablo Burgos) o Paco Vázquez (Andorra), o extécnicos ahora sentados en otros banquillos, como los casos de Chus Mateo (asistente en el Real Madrid) o de Joan Plaza (Coosur Real Betis). En definitiva, un montón de caras conocidas que volverán a pasar por el Palacio a lo largo de esta próxima campaña 2021/2022.

La verdad es que las plantillas del resto de equipos de esta Liga tienen muchos «viejos» conocidos para los aficionados cajistas. De hecho, 12 de los otros 17 clubes que compartirán temporada liguera con el Unicaja este curso, cuentan en sus filas con al menos un exjugador en su róster. Solo el BAXI Manresa, el Herbalife Gran Canaria, el Joventut de Badalona, el Leche Rio Breogán y el Valencia Basket no cuentan con ningún «ex» verde. El resto de equipos, cuando asomen por la bocana del vestuario del Martín Carpena, tendrán al menos un antiguo ídolo de la «marea verde».

Doce equipos de la Liga Endesa, todos menos Manresa, Gran Canaria, Joventut, Breogán y Valencia, tienen algún excajista en sus filas

El equipo que se lleva la «palma» esta temporada 21/22 en cuanto a jugadores con pasado verde es el Lenovo Tenerife, que será rival liguero el jueves de la próxima semana de los verdes, en la segunda jornada de la Liga Endesa. Los chicharreros tiene hasta 4 «ex» en sus filas: Sasu Salin, Gio Shermadini, Kyle Wiltjer y Dejan Todorovic. Con tres excajistas arranca la temporada el Coosur Real Betis, que cuenta en sus filas con Pablo Almazán, Pepe Pozas, que ha cambiado este verano Santiago de Compostela por Sevilla, y el técnico catalán Joan Plaza.

Cuatro equipos tienen un par de excajistas en sus respectivos proyectos para este curso. Omar Cook y Adam Waczynski vestirán la camiseta roja del Casademont Zaragoza. Kostas Vasileiadis y Augusto Lima defenderán la del UCAM de Murcia, mientras que en el San Pablo Burgos está el alero Dani Díez y el expívot Zan Tabak (ahora entrenador), algo que se repite en el Real Madrid con un staff técnico con pasado verde en las figuras del que fuera base cajista Pablo Laso y del que fuera primer entrenador Chus Mateo.

Un total de seis equipos más se presentarán en el Carpena (salvo cambios en sus plantillas) con un «ex» en sus filas. Con el Barça vendrá una temporada más Alex Abrines, uno de los otrora cajistas que son recibidos con menos cariño cada vez que pisa el parqué del Palacio de los Deportes. Con el Baskonia llegará Jayson Granger, que tras su paso por el Alba de Berlín regresa a la Liga española para vestir de nuevo la camiseta baskonista. El brasileño Rafa Luz vestirá este curso la negra del Bilbao Basket, Viny Okouo jugará con el Monbus Obradoiro y Christian Eyenga en el Fuenlabrada. También volverá al Carpena el exescolta ibicenco Paco Vázquez, sentado un año más en el banquillo del MoraBanc Andorra, como entrenador ayudante de Ibon Navarro.

En total serán 16 jugadores y 5 entrenadores, una cifra importante, pero que se queda lejos de lo ocurrido hace nueve temporadas, cuando todos los equipos de la Liga Endesa 2012/2013 contaron con excajistas en sus filas. Aquella campaña hubo 22 jugadores con pasado en el Unicaja repartidos por los diferentes equipos de la Liga Endesa. El Valencia Basket tenía tres, el Murcia, el Fuenlabrada, el CB Canarias, el Barcelona y el Obradoiro contaban con dos excajistas, mientras que el resto de equipos tenía uno. Hubo un equipo, el Zaragoza, sin excajistas en su plantilla, pero con una cara familiar en su banquillo, la de Joaquín Ruiz Lorente, jugador del Unicaja a principios de los años 90, que era entonces el técnico ayudante del malogrado José Luis Abós en el conjunto aragonés.

Aquella campaña hubo incluso tres jugadores más con pasado verde, que habían empezado la temporada en la ACB, pero acabaron cambiando de aires durante la temporada: Uros Tripkovic, que dejó Valladolid por el baloncesto turco, Carlos Cabezas, que fue «cortado» en el Caja Laboral y Paulao Prestes, que jugó durante unos meses en el Gran Canaria.