Adam Waczynski volvió a disputar un partido de Liga Endesa, aunque esta vez con una camiseta que no es la de los malagueños. El alero polaco, que ha estado entrenando este verano en la Costa del Sol, fichó hace unos días por el Casademont Zaragoza con un contrato de tres meses de duración por la lesión de Santi Yusta y debutó como titular en el primer partido de los de Jaume Ponsarnau, a pesar del poco tiempo de adaptación que ha tenido junto a sus nuevos compañeros en un banquillo plagado de bajas. 

Waczynski fue uno de los principales protagonistas de este encuentro y poco le importó el número de entrenamientos que ha tenido en su nuevo club para volver a sacar el tirador que lleva dentro y así contribuir a la victoria del Zaragoza ante el Manresa. Además, jugó 18 minutos como titular y anotó 17 puntos con 14 de valoración (tres canastas, dos triples y cinco tiros libres con especial acierto en el último cuarto con 100% de acierto en el tiro) que le convirtieron en uno de los líderes en la anotación de su equipo, igualado con el escolta estadounidense Matt Mobley, que también debutó en partido oficial. 

A pesar de su contrato temporal de tres meses, donde en cada partido se la juega, el polaco fue un jugador de importancia en el equipo maño desde los primeros minutos y lo dio todo en este primer encuentro que le sirve como buena carta de presentación ante su nuevo público, a lo que se suma su deseo de quedarse toda la temporada. Si así ocurre, le serviría para venir al Martín Carpena con el Zaragoza el fin de semana del 2 de enero para recibir el cariño de la “marea verde”.

El alero polaco también afronta una dura semana en la que se enfrentará el jueves 23 al Bilbao Basket y el sábado 25 al San Pablo Burgos.