Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Entrevista Bozidar Maljkovic Entrenador de baloncesto y ex entrenador del Unicaja (1999 - 2003)

«Quiero vivir algún día en la Costa del Sol, el mar me tranquiliza»

El exentrenador cajista cree que el Unicaja puede superar la eliminatoria europea ante el Manresa y alaba la figura de Ibon Navarro: «Hizo un buen trabajo en Andorra, es un buen entrenador»

Bozidar Maljkovic, junto a Berni Rodríguez y Carlos Cabezas, el pasado domingo, en el Carpena. UNICAJAB/FOTOPRESS

Bozidar Maljkovic pasa unos días en la Costa del Sol. El exentrenador del Unicaja, ahora presidente del Comité Olímpico de Serbia, estuvo el domingo en el Martín Carpena viendo en directo cómo el equipo verde ganaba al Coosur Real Betis el derbi liguero. El extécnico serbio, que el próximo mes de abril cumplirá 70 años, es uno de los grandes mitos del baloncesto europeo, en el que conquistó 4 veces la Copa de Europa (actual Euroliga) con la Jugoplastika (dos veces), el Panathinaikos y el Limoges. Después de su paso por el Unicaja, entre 1999 y 2003, Maljkovic siempre ha mantenido un vínculo de unión con Málaga y la Costa del Sol, manteniendo una vivienda en Marbella que le permite viajar habitualmente a tierras costasoleñas.

¿Qué tal le va la vida a Bozidar Maljkovic?

Fue un cambio grande cambiar la profesión de entrenador para ser presidente del Comité Olímpico. Me llamó el presidente de Serbia Aleksandar Vucic para pedirme coger este cargo para revitalizar el deporte serbio. Esta idea salió en la prensa y la gente recibió muy bien la noticia, hubo cartas de los aficionados... Fui elegido sin ningún voto en contra.

¿Cómo es su nueva labor en el Comité Olímpico de Serbia? ¿Cómo es el estado de salud del deporte de su país?

Trabajo mucho, hablo con muchos deportistas, con sus entrenadores, con directivos... La verdad es que estoy muy contento porque veo cuánto me quiere la gente en mi país. Me respetan y tratan con mucho cariño. En Belgrado y en Serbia entera. Me gusta estar con mi gente después de tantos años fuera de mi país. Tenemos solo 6 millones de habitantes, menos que Andalucía, pero tenemos, por ejemplo, al mejor deportista del mundo en estos tres últimos años, como es Novak Djokovic.

Djokovic es uno de los principales referentes del deporte serbio. ¿Cómo es su relación con él?

Muy buena. Es un fenómeno. Un gran tío. Él está encantado de vivir parte del año en Marbella. Yo fui un poco «culpable» porque le dije que era una buena opción el clima para que viniera y trabajara aquí. En mi vida como entrenador tuve grandes atletas, pero Novak es un número 1. Nunca después de perder un partido ha dicho nada fuera de lugar. Nunca se sale del fair play. Habla cinco o seis idiomas. Hay muy pocos como Novak. Sus padres eran muy pobres, montaron un bar de bocadillos y todo el dinero era para que Novak pudiera entrenar y jugar torneos. Estoy muy contento que esté también en Marbella.

¿Qué opina de la polémica con el tema del Open de Australia y otros torneos que no quieren que Djokovic participe por no estar vacunado?

Fue una tontería y una gran discriminación del Gobierno australiano. Novak nunca ha dicho que quiera ser líder de antivacunas. El dice que cada uno sea libre para elegir si quieres o no vacuna. Yo y mi familia hemos recibido 3 vacunas. Él cree que para sus condiciones físicas no es bueno. Y no quiere. La primera vez que yo fui a EEUU me dijeron: «My body is my business» («mi cuerpo es cosa mía»). Él se quiere cuidar. Hay muchos ejemplos de deportistas con mala vida que se han retirado mucho antes que otros que se han cuidado más. Para mí hay que respetar a cada persona. Rafa Nadal o Roger Federer no serían tan grandes si no hubieran competido entre ellos y contra Novak. Ellos trabajan cada día para ser mejores que los otros. Para competir entre ellos.

El domingo volvió al Carpena para ver en directo el derbi liguero entre el Unicaja y el Coosur Real Betis. ¿Qué tal con López Nieto y los nuevos rectores del club?

Van a traer suerte. Unicaja está en buenas manos con López Nieto. Hablamos un rato y tiene una buena lógica deportiva y seguridad en sus ideas. Juanma estuvo 4 años trabajando conmigo muy bien. Me gusta su trabajo porque sabe qué jugadores se necesitan y sabe guardar secretos. Me alegró también mucho ver a Ángel Fernández Noriega, mi presidente en aquella época.

Y el equipo, ¿qué le pareció este Unicaja 2021/2022?

Me gustó la manera de jugar del equipo y creo que es porque entrenan bien. Ibon Navarro hizo un buen trabajo en Andorra. Ganó con Andorra esta temporada al Partizan con mucho mérito. Es un buen entrenador .

¿Es muy diferente este Unicaja que el de Bozidar Maljkovic de principios del presente siglo XXI?

Sí, es diferente. En mi época había más tiempo para trabajar y formar jugadores. Ahora no sé si los jugadores saben contra quién juegan cada noche. Hay tantos viajes, partidos vídeos... Antes era mejor para la formación de los jóvenes. Ahora no hay tiempo para corregir errores. Hay demasiados partidos.

El equipo luchará las próximas semanas contra el BAXI Manresa por clasificarse para la Final Four de la BCL en Bilbao. ¿Qué opciones le ve al equipo verde?

Siempre hay opciones. Será muy duro porque Pedro Martínez es un gran entrenador, de los mejores de Europa. Preparará bien los partidos. Ellos tienen un estilo de jugar duro y agresivo, al límite de faltas. El Unicaja tendrá que aguantar todo eso y no es fácil jugar contra defensas muy duras.

Belgrado acogerá el próximo mes de mayo la Final Four de la Euroliga. ¿Contento por vivir en su país la gran fiesta del baloncesto continental?

No sé si es el mejor momento con todo esto del Covid y lo de Rusia. No sé si el que gane esta Euroliga será un campeón legítimo. Todo perjudica el baloncesto.

Ahora tiene muy poco tiempo libre, pero siempre que puede viene a Málaga y Marbella, donde tiene una vivienda. ¿Qué significan Málaga y la Costa del Sol en la vida de Bozidar Maljkovic?

Es como mi casa. No tengo ninguna duda. Quiero vivir algún día aquí. El mar me tranquiliza. Cuando perdía con el Unicaja, no podía dormir y cogía el coche a las 6 de la mañana e iba a Puerto Banús a ver el mar sin que nadie lo supiera. Apagaba el teléfono y pensaba por qué habíamos perdido el día anterior. Pensar las cosas uno mismo es la mejor manera para analizar los partidos, mejor que el vídeo.

¿Echa de menos los banquillos, o viendo a su hija Marina triunfar con la selección femenina de Serbia es suficiente?

Marina ha hecho milagros. Ganar a España en Valencia, ganar a Francia, el bronce en Juegos Olímpicos y otras cosas son milagros. No son normales porque la Liga de Serbia es muy floja. Yo tuve ofertas estos últimos 5 años de equipos para volver a los banquillos, pero no quiero. Ahora mi objetivo son los JJOO de París 2024. Y después de París, Maljkovic será un jubilado que disfrutaré de mi nieta, que ahora empieza con 8 años a entrenar a baloncesto.

Va a estar unos días más por aquí y volverá de nuevo a Belgrado. ¿Le volveremos a ver pronto por el Martín Carpena?

Yo creo que sí. Gracias por el recibimiento tan cariñoso de este domingo. Volveré seguro porque es mi tierra y mi club. Viví aquí cuatro años inolvidables.

Compartir el artículo

stats