El pívot internacional brasileño Augusto César Lima ha sorprendido al comunicarle al UCAM Murcia CB que paga su cláusula de rescisión y se marcha, a pesar de que asegura no tener "ninguna oferta" y de haberse anunciado su renovación hasta 2024 hace poco más de un mes, el 26 de abril.

"Quiero volar y afrontar nuevos retos", ha declarado el jugador al justificar su decisión.

Lima, de 30 años -nació el 17 de septiembre de 1991 en Río de Janeiro-, ha cumplido su tercera etapa en la entidad grana, de la que se había marchado previamente en 2016 al Real Madrid y en 2018 al KK Cedevida Zagreb croata.

El ya exjugador del conjunto universitario, canterano del Unicaja, en el que estuvo entre 2008 y 2013, ha indicado en rueda de prensa que ejecuta una cláusula incluida en su último contrato que le permite desvincularse.

"No es agradable estar aquí y decir que me marcho. Es duro, muy duro. He reflexionado, me he sentado con mi familia y con mis amigos y he tomado esta decisión. Por respeto al club he preferido hacerlo ya y no esperar a que se hiciese una bola. Tengo que darle las gracias al club, como he hecho desde el primer día, por abrirme las puertas y pido que se respete mi decisión, que es personal. Sé que muchos no lo entenderán, pero soy así y si no siento una cosa, no la voy a hacer", ha indicado al tiempo que ha dejado claro que no tiene "ningún problema con nadie".

"Quiero volar y afrontar nuevos retos. Cuando volví a Murcia desde Burgos mi intención era dejar al equipo en Europa. Una parte de mí ha dicho que una vez hecho esto me tenía que volver a marchar ahora que mi equipo ha vuelto a brillar, está a tope y se ha clasificado para Europa", ha añadido.

"Al igual que en su momento dije que tenía ofertas, hoy digo que no las tengo. He dejado a mi equipo en lo más alto y ahora me quiero abrir al mercado y ver lo que pasa conmigo", ha señalado igualmente este profesional que ha dado las gracias a Sito Alonso, entrenador del UCAM CB, y a la afición "por todo el apoyo" que le han "dado siempre".