El entrenador del Unicaja, Ibon Navarro, se mostró muy contento en la sala de prensa de La Fonteta después de que el Unicaja lograra una victoria de prestigio ante un rival de Euroliga, que queda muy tocado y con su presencia en la Copa del Rey de Badalona en entredicho, todo lo contrario que un Unicaja, que con 6-3 en la tabla, está cada vez más cerca del objetivo copero.

"Lo primero quiero felicitar al equipo por un partido no brillante, pero sí sólido, contra un rival importante. Valencia jugó a un nivel alto y nos han exigido. Si no jugamon con intensidad no habríamos ganado este partido", explicó el entrenador vasco..

Navarro siguió hablando de algunas cuestiones claves del choque. "La primera parte no controlamos el rebote, Aróstegui nos hizo daño en el juego sin balón rebote ofensivo... Eso nos impidió llegar con más ventaja al descanso, junto con el desacierto en el tiro. En el tercer cuarto ellos jugaron mucho mejor, pareía que nos iban a sacar del campo, pero nos hemos rearmado y en los últimos 10 minutos sacamos partido a nuestra rotación larga. Ellos quizas acusaron cansancio de piernas en ese momento. Aprovechamos nuestra ocasión. Limitamos mucho su generación de juego. Les forzamos jugar muchos unos contra uno y eso nos favoreció", aseguró.

Por último quiso destacar dos nombres propios: "Will Thomas nos ha dado mucha estabilidad, hizo un partido fantástico, igual que Barreiro. Estamos muy felices, tanto el staff como sus propios compañeros porque estaban jugando algo menos y hoy estuvieron fantásticos", finalizó.