El sindicato CCOO ha puesto dos denuncias ante la Inspección de Trabajo y ante la Tesorería de la Seguridad Social para que exija a la empresa Tremón, actual propietaria del parque de atracciones Tivoli World, a que dé de alta a todos y cada uno de los trabajadores afectados.

La secretaria general del Sindicato de Servicios de CCOO de Málaga, Lola Villalba, afirma que después de la sentencia del Tribunal Supremo que otorga la posesión definitiva y la titularidad de Tivoli al grupo Tremón, "esta empresa tiene que hacer cargo de los trabajadores porque así figura en el contrato de compraventa entre Tremón y la empresa Cipasa que hasta ahora era la que explotaba el parque de atracciones".

CCOO entiende que la Inspección de Trabajo y la Tesorería de la Seguridad Social deben actuar de oficio puesto que la empresa propietaria aún no lo ha hecho.

"Queremos que se comprueben los datos del contrato de compraventa como de la sentencia del Juzgado de Torremolinos y del Tribunal Supremo que ratifica que Tremón es propietario de Tivoli y por tanto los trabajadores también por lo que deben darlos de alta ya que están en una situación muy penosa ya que los trabajadores fijos no están cobrando nada después del Expediente de Regulación Temporal de Empleo que culminó el pasado 31 de octubre", explica Lola Villalba.

Desde entonces los trabajadores fijos discontinuos están cobrando una prestación extraordinaria "pero los fijos están en un limbo legal y por tanto exigimos responsabilidad a Tremón para que les dé de alta y a las administraciones que así se lo exijan".

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, ha denunciado a través de las redes sociales que el grupo inmobiliario Tremón le ha enviado un escrito en el que le advierten de que están estudiando la posibilidad de iniciar una querella contra él por la vía de lo Penal acusándole de «desviación de poder».

Así lo confirmó a La Opinión de Málaga el propio Víctor Navas, quien explicó que les acusan de no tener argumentos para proteger urbanísticamente el parque de atracciones Tivoli.

«Nos acusan de que actuamos de manera premeditada y de que tratamos de impedir el desarrollo comercial y empresarial del entorno», explicó Navas.

El regidor añadió que precisamente pretenden lo contrario: «Somos conscientes de la viabilidad del parque y lo que queremos es buscar inversores que están dispuestos a hacerse cargo de la actividad e incluso de la deuda».

El regidor explicó que como alcalde tiene el deber y la obligación de proteger uno de los elementos que generan riqueza en el municipio «y en este caso Tivoli lo es».

El alcalde insiste en que hay inversores como Parques Reunidos, empresa propietaria del Parque Warner de Madrid, interesados en Tivoli «pero todos me dicen que Tremón está poniendo un precio prohibitivo. Tremón asegura que va a mantener Tivoli pero el parque sigue cerrado y los trabajadores en un expediente de extinción de empleo».

El alcalde critica que Tremón no haya anunciado públicamente cuales son sus verdaderas intenciones sobre Tivoli o explicar su proyecto para el parque. «En un año no han hecho nada de eso, ni siquiera se han sentado a hablar con los trabajadores y ahora cuando el Ayuntamiento protege los terrenos frente a posibles especulaciones vienen con amenazas».

El alcalde de Benalmádena informó de que precisamente la protección de los terrenos de Tivoli, aprobada de manera inicial, se encuentra en fase de alegaciones y a la espera de un dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía, por lo que espera que para finales del mes de diciembre o del mes de enero se hayan resuelto dichos trámites y se pueda llevar de nuevo al pleno del Ayuntamiento de Benalmádena la protección del suelo para su aprobación definitiva y que, de esta manera, el futuro de los terrenos de Tivoli quede vinculado para siempre con la actividad del parque de atracciones.