Nació entre nosotros (en Marbella, en 1996) y ahora ha vuelto a sus raíces. Stella del Carmen Banderas Griffith ha regresado a Málaga para trabajar junto a su padre en el próximo musical del Teatro del Soho CaixaBank, Company, como asistenta de dirección. La revista Elle publica el próximo mes una de las escasas entrevistas que concede la joven, en la que comenta cómo es su relación laboral y personal con su padre, comparte sus preocupaciones medioambientales y sus sueños más personales.

«Trabajar como asistente de dirección en el teatro resulta enriquecedor, estar rodeada de gente creativa todos los días es realmente inspirador», asegura Stella en la entrevista. También comenta que su padre es, para ella, un motor creativo muy especial: «Mi padre, que es un lector empedernido, siempre me animó a escribir, y yo me debato continuamente entre el amor y el odio a la práctica de la escritura. Pero, definitivamente, es parte de quien soy».

Su aventura en Company junto a Banderas será una nueva entrada en el variopinto currículum de Stella del Carmen, una joven, dicen los que la conocen, madura, reflexiva e inteligente. «Odio las conversaciones vacías. El hablar por hablar, sin sentido alguno. Con lo importante y enriquecedor que es el lenguaje, es una pena malgastarlo», asevera en Elle. Al parecer, ha heredado de su padre la curiosidad eterna por las cosas: ha sido bloguera para Vanity Fair, modelo, estudiante de Arte Dramático, licenciada en Estudios Narrativos y, más recientemente, creadora de su propio perfume, Lightbound, una fragancia unisex, ecológico y cruelty free con el que rinde homenaje a las dos ciudades de su vida, Málaga y Los Ángeles. «Sí, me preocupa mucho el medio ambiente, pero también creo que es importante transformar esa preocupación en esperanza. La realidad es que depende de las grandes empresas cambiar el futuro del planeta. Ellas son las responsables del calentamiento global. Los ciudadanos podemos y debemos luchar presionando a nuestros líderes», asegura.

En esta reconexión con sus raíces, con su tierra, Stella del Carmen también manifiesta cuál es su gran sueño personal: «Construir mi propia familia y crear un bonito hogar, un lugar donde querernos y vivir felices».

Antonio Banderas compartió con sus seguidores en las redes sociales hace unos días una foto íntima (la que acompaña esta información), de ésas que marcan la vida. En ella, el malagueño posa orgulloso con su hija, abrazada a él; el texto escrito por el actor, productor y empresario reza: «Felicidad es reencontrarte con tu hija después del paréntesis de la Covid-19». Y es que ha sido un año sin que padre e hija se vieran: «Mucho Zoom», resumió Banderas.