La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) ha recibido el Premio Honorífico de El Delantal por su compromiso social durante la pandemia apoyando a la Administración pública con su maquinaria para la desinfección de las calles, y por continuar con su labor, pese al confinamiento, con sus cultivos y ganados para seguir suministrando a la población de producto local. 

El galardón fue recogido por su presidente, Baldomero Bellido, quien comentó: «Es un orgullo que nos reconozcan la importancia de nuestra actividad, cuando antes de la pandemia veníamos de movilizaciones para dar valor a la figura del ganadero y del agricultor. Somos un sector que estamos presente en el 90% del territorio de la provincia y que durante el confinamiento no paramos para seguir atendiendo a nuestros animales y a nuestros cultivos», aseguró. 

Este premio reconoce la labor de los 200.000 afiliados a Asaja, así como al sector primario, importante para la economía, la alimentación y el medio ambiente.

COMPROMISO SOCIAL DE ASAJA 

Al estallar la pandemia los agricultores y ganaderos malagueños tenían claro que el término ‘confinamiento’ no iba con ellos porque tanto sus animales como sus tierras debían ser atendidos y la población suministrada. Sin embargo, Asaja dio un paso más y se pusieron en contacto con los ayuntamientos de distintos pueblos para poner a disposición sus máquinas para desinfectar las calles. Ofrecimiento que llegó a oídos de la Diputación y se pudo actuar de forma coordinada por todo el territorio, realizando una labor esencial al ciudadano.