El Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga) y la Fiscalía piden cinco años de prisión, orden de alejamiento durante cinco años y una multa de 1.350 euros por un delito leve de lesiones para una paciente que agredió supuestamente a su médica en el Hospital Regional Universitario de Málaga.

Los hechos, según han informado desde Commálaga en un comunicado, tuvieron lugar este pasado viernes sobre 15.30 horas en las urgencias del centro sanitario, cuando la doctora, tras examinar a su paciente, le comunicó que acudiera a su centro de salud porque la patología que presentaba no resistía gravedad como para ser tratada en urgencias.

La paciente manifestó entonces su disconformidad y comenzó a pegar a la médica en repetidas ocasiones con el bolso, propinarle puñetazos y tirarle de los pelos. Tuvieron que intervenir personal de seguridad del hospital y agentes de la policía local, delante de los que amenazó a la doctora: "Me he quedado con tu cara. He estado en la cárcel por homicidio y te voy a dar una puñalada que te voy a matar".

La víctima llamó al Teléfono de Atención Urgente (TAU) del Colegio de Médicos donde fue atendida por el abogado de guardia Antonio Moya Villarejo, quien la acompañó al juicio rápido que ha tenido lugar esta mañana en la Ciudad de la Justicia de la capital malagueña.

La supuesta agresora, añade el Colegio, tiene antecedentes penales y, entre otros, ha sido condenada anteriormente por delito de atentado contra la autoridad por lo que el letrado del Colegio ha pedido que se aplique la condición de agravante al ser un delito reincidente.

Tanto la institución colegial como la Fiscalía coinciden en la petición de tres años de prisión por delito de atentado, dos años por delito de amenazas, multa de 1.350 euros --15 euros por día durante tres meses-- por delito leve de lesiones así como cinco años de orden de alejamiento.

Por su parte, la mujer ha negado los hechos por lo que no ha habido conformidad y se ha fijado juicio para 2022, momento hasta el que la jueza ha concedido la medida cautelar solicitada por el Colegio de Médicos de poner una orden de alejamiento de 500 metros para que no se pueda acercar ni a la médica ni al Hospital Regional así como la prohibición de comunicarse con la víctima mediante cualquier medio.

Aumento de agresiones

El Colegio de Médicos de Málaga ha denunciado públicamente esta agresión y, alerta, "no ha pasado ni un mes desde la última agresión y de nuevo nos encontramos con un episodio de violencia en las consultas", indicando que la Asesoría Jurídica de Colegio de Médicos registró un total de 21 agresiones a médicos el pasado año tal y como dio a conocer la institución el 12 de marzo, Día Europeo contra las Agresiones a Sanitarios.

El presidente del Colegio, Juan José Sánchez Luque, ha manifestado que "estamos hablando de una agresión grave. Nuestra colegiada tuvo que soportar también una amenaza de muerte", y presenta un parte de lesiones leves y siente miedo y ansiedad. "Trabajar con esta tensión es indigno", ha apostillado.

Por su parte, desde el Hospital Regional Universitario de Málaga, centro donde se han producido los hechos, han condenado "enérgicamente" esta agresión, al tiempo que han indicado que la víctima "se encuentra bien". Ante este tipo de agresiones, el hospital pide "respeto" y ha anunciado que en los próximos días realizarán una concentración para alertar de esta situación.