La tasa de incidencia de la provincia de Málaga ha caído un 90% en el plazo de dos meses y medio, justo cuando el plan de vacunación ha completado las franjas de menor edad. Además, este jueves no se ha registrado ningún fallecido con coronavirus en ninguno de los seis distritos sanitarios malagueños.

Los datos de la Consejería de Salud y Familias sitúan la incidencia media en 83,5 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, después de que a finales de julio dicha cifra rozara la barrera de los 900. A estos números contribuye que por segundo día consecutivo los positivos confirmados sean menos de 140 para toda la provincia.

Por otra parte, después del descenso en los curados registrados este miércoles, de nuevo se ha recuperado el nivel de los 900 en 24 horas que ya se alcanzaban el martes. Así ha descendido el número de casos activos en cerca de 800 en esta nueva actualización, hasta reducirse dicha cifra en 8.349. Son las personas que aún luchan contra la enfermedad, cuando hace justo un mes eran justo el triple. 

Te puede interesar:

En Andalucía ha habido en las últimas horas 588 nuevos contagios, de los que 143 se localizan en Sevilla (única provincia que supera los 130 de Málaga). Además se han confirmado 12 decesos en suelo andaluz. La presión hospitalaria en la provincia malagueña se ha vuelto a reducir como en el cómputo autonómico. En los seis distritos de la provincia hay cuatro pacientes menos, ahora 162 con Covid-19, de los que 34 están en UCI (tres menos que el miércoles).

Las vacunas vuelven a avanzar significativamente. En las últimas 24 horas se han inoculado por tercer día consecutivo unas 6.000 dosis. Así se ha logrado alcanzar el 72,49% de la población ya inmunizada, con toda la pauta completa. Y el 75,39% de los malagueños cuenta con al menos una dosis (en concreto 1,27 millones de personas en la provincia).