Esta semana no habrá reunión del Comité Territorial de Salud Pública de Alto Impacto, presidida en Málaga por el delegado de Salud, Carlos Bautista. A partir de ahora, según ha anunciado la Junta, solo se reunirá "cuando haya previsto cambios de niveles" o "haya que abordar alguna otra incidencia".

Estos comités territoriales son los encargados de analizar la situación epidemiológica de la provincia y tomar las decisiones pertinentes en cuanto a cierres perimetrales, cese de actividades, toques de queda... o, más recientemente, cambios en los niveles de alerta sanitaria.

En lo más duro de la pandemia, a principios de año, estos comités territoriales llegaron a reunirse hasta dos veces por semana para estudiar la evolución de la pandemia en cada municipio y, por tanto, establecer o levantar las restricciones. Posteriormente, esa reunión se redujo a un día por semana, celebrándose, en los últimos meses, los miércoles.

Actualmente, la tasa de incidencia acumulada a 14 días en la provincia es de 41,8 casos por cada 100.000 habitantes, lo que la sitúa en riesgo bajo de transmisión (por debajo de 50 casos). Por distritos, esa tasa está más elevada en el Valle del Guadalhorce, con 61,4 casos, seguido de la Costa del Sol, 50,5 casos; Axarquía, 42,9 casos; Málaga, 34,1 casos; La Vega, 25,4 casos y Serranía, 14,5 casos.

En cuanto a presión hospitalaria, en Málaga los centros se encuentran ya en situación de "nueva normalidad", según el último informe de indicadores epidemiológicos del Ministerio de Sanidad (21 de octubre de 2021), ya que el nivel de ocupación de camas de agudos se encuentra en el 1,8% y de 4,1% en las camas de UCI.