La pandemia del COVID y la evolución de la sexta ola ha estado presente en el último pleno del año del Ayuntamiento de Málaga en el que, entre otros temas, ha salido adelante una moción urgente de Cs para instar al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y concretamente a la Demarcación de Costas en Andalucía- Mediterráneo, a que "a la mayor brevedad posible" resuelva las alegaciones de la evaluación de impacto ambiental ordinaria del Proyecto de Regeneración del Frente Marítimo y de la Playa a Poniente de los Baños del Carmen.

De igual modo, de la moción, y también por unanimidad aunque tras ser enmendada, ha salido adelante pedir al Gobierno que mantenga el compromiso con el proyecto y atienda la oferta del Consistorio para cofinanciar al 50%.

La portavoz municipal de Cs, Noelia Losada, ha criticado el tiempo que lleva este proyecto "histórico" bloqueado, recordando que han sido varios los partidos que han pasado por las distintas administraciones "sin que ninguno de ellos haya conseguido iniciarlo", aludiendo, de igual modo, a las distintas iniciativas planteadas por la formación naranja.

"Estamos convencidos de que la ejecución de este proyecto no solo es un anhelo vecinal demorado en el tiempo, sino una gran oportunidad de recuperar un espacio con una vinculación emocional e histórica casi único en Málaga"; al tiempo que ha incidido en que se pide "celeridad".

Por su parte, el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha señalado que el proyecto de Baños del Carmen es "complejo y amplio", valorando la gestión que realiza el equipo de gobierno, de la que ha dicho, "es la única administración --el Ayuntamiento-- que ha hecho algo".

La portavoz de Unidas Podemos, Paqui Macías, por su parte, ha recordado que la formación ha presentado alegaciones al proyecto "en el sentido de enriquecerlo". Por su parte, el edil del PSOE Salvador Trujilo ha dicho que ven a Cs "faltos de imaginación a final de año" debido a esta moción.

Covid-19

Por otro lado, y en relación con la pandemia ha sido rechazada una moción de Unidas Podemos sobre medidas sociosanitarias en la ciudad ante el avance de la COVID; mientras que la presentada por el PP sobre el precio de las mascarillas y test de antígenos ha sido aprobada.

En concreto, de la moción de la confluencia de IU y Podemos ha sido rechazado, entre otros, que el Ayuntamiento implemente todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad sanitaria en las zonas de alta masificación de personas; así como en todas las cabalgatas de Reyes Magos.

No ha salido adelante, por 16 votos en contra y 14 a favor, suspender la celebración de Nochevieja en la plaza de la Constitución; ni instar a la Junta a garantizar la distribución gratuita de test de antígenos; ni pedir al Ejecutivo andaluz reforzar la Atención Primaria.

La portavoz de Unidas Podemos, Paqui Macías, ha dejado claro que "nos preocupa cómo está la sanidad andaluza y malagueña", aludiendo a "las largas colas, la imposibilidad de pedir cita con el médico...". Así, se ha dirigido al alcalde y le ha dicho que si gobernara en la Junta otro partido "¿No estaría pidiendo más Atención Primaria, más PCR?", pidiendo que "dejen la política partidista a un lado y reclamen a la Junta que ponga todas las medidas para hacer frente al COVID y demás patologías".

El alcalde, por su parte, ha dejado claro que se está a la espera de la reunión de los presidentes de las autonomías con el presidente del Gobierno y ha asegurado que "estaremos a la altura de nuestra responsabilidad". Precisamente, la concejala de Fiestas, Teresa Porras, ha señalado que el Ayuntamiento en materia de sanidad "no somos ni competentes ni competitivos con nadie".

Por ello, la edil ha pedido ser "razonables" porque "es una pandemia que nos ha afectado a todos y este debate creo que está fuera de lugar en este pleno", recordando, de nuevo, la reunión de presidentes y agregando que "las medidas las tomaremos cuando conozcamos la reunión; cumpliremos y acataremos todo".

La concejala del PSOE María del Carmen Martín ha señalado que en relación con la sanidad publica y la pandemia "cada uno debe asumir su responsabilidad y todos los grupos políticos que gobiernan tienen su responsabilidad, cada uno en su ámbito", eso sí, ha advertido de que lo que está pasando en los centros de salud "el responsable es Juanma Moreno, no hay otro".

Por su parte, la portavoz municipal de Cs ha cargado contra la gestión del Gobierno central y, tras admitir que es un contexto difícil ha dicho que el Ejecutivo estatal "debe liderar".

La moción 'popular' sobre el precio de las mascarillas ha sido aprobada por unanimidad pero no han faltado los reproches entre PP y PSOE y en la que también ha salido a colación la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Así, en su intervención, la viceportavoz de Unidas Podemos, Remedios Ramos, ha aludido al ejemplo de otras comunidades, como Madrid, donde había gratuidad en los test de antígenos; a lo que la portavoz 'popular', Elisa Pérez de Siles, ha dicho "ver para creer, que Adelante utilice como referente la Comunidad de Madrid y a Ayuso; le felicito que lo tomen como referencia, algo se está haciendo bien allí, aunque lo utilicen siempre en sentido contrario", a lo que la propia Ramos ha dejado claro que no se refería a la gestión sanitaria, que "tiene a todo el mundo revuelto en Madrid", defendiendo la sanidad "pública y gratuita".

Tras el debate, Pérez de Siles ha rechazado que se traiga la moción para "confrontar" asegurando que es "propositiva y constructiva".

Debate de la ciudad

El situación de la ciudad también se ha debatido en el pleno, aunque la moción urgente del PSOE no ha salido adelante, criticando el equipo de gobierno "el potaje" de los temas de la iniciativa que han traídos los socialistas en la moción, al mezclar diversos asuntos de la ciudad. También en el texto se hablaba de la celebración del debate del estado de la ciudad, que ya anunció el alcalde que se realizará el día 11 de enero.

La viceportavoz del PSOE, Begoña Medina, ha sido la encargada de defender la moción. El portavoz, Daniel Pérez, ha explicado en Twitter que, al conocer que he sido contacto estrecho con un positivo en COVID-19, "para extremar precauciones", participaba en el Pleno del Consistorio de manera telemática.

En el debate, Medina ha dicho que vienen al pleno a "hablar de la ciudad, a mejorar la vida de los malagueños con iniciativas que acaben con esa Málaga olvidada", criticando la "inacción" del equipo de gobierno. "Esta moción lo que recoge es una radiografía de lo que no puede ser, lo que son incapaces de hacer", ha señalado, añadiendo que "tienen que escuchar a los vecinos, queremos una ciudad para todos".

Frente a las críticas, el alcalde las ha rechazado y ha subrayado que "estamos en defender el interés de los malagueños, especialmente, los más desfavorecidos".

Asimismo, la portavoz 'popular' ha criticado que "de forma cínica" traigan esta iniciativa. En su intervención ha sostenido que "es muy difícil entrar a debatir ese potaje que han planteado", aunque se ha centrado en algunos puntos. Por su parte, el concejal de Unidas Podemos Nicolás Sguiglia ha lamentado que el equipo de gobierno "no escucha" y "no atiende a las propuestas planteadas".

En otro orden, se ha aprobado una moción institucional relativa al trámite de la ley sobre bebés robados; también ha salido adelante una sobre ampliación de las jornadas laborales de los monitores escolares; otra en relación con el veto de varios partidos políticos a periodistas acreditados del Congreso; la del proyecto de campo de fútbol para la barriada de Miraflores y la relacionada con la protección del inmueble del antiguo convento y cuartel de Capuchinos.