El Ayuntamiento de Málaga ha aprobado una modificación de la ordenanza del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IVTNU), el impuesto de plusvalía, que excluirá los requisitos de convivencia para acceder a las bonificaciones en las transmisiones “mortis causa”.

Esta eliminación se hará “de forma progresiva” y en el caso de que lo que se transmita por herencia sea la vivienda habitual. Así lo ha aprobado el pleno del Ayuntamiento de Málaga, que han aprobado por unanimidad una moción urgente presentada por el PSOE tras aceptar una enmienda del concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde.

Ha salido adelante otro punto con el apoyo de todos los grupos municipales para que esa modificación de la plusvalía por herencia “sea efectiva a la mayor brevedad posible”.

Según la ordenanza nº5 que regula este impuesto, para tener derecho a la bonificación se debe demostrar una convivencia con la persona que deja en herencia la vivienda durante los dos años anteriores al fallecimiento, que se deberá acreditar a través del padrón municipal de habitantes.

Este ha sido el resultado de un acalorado debate en la Sala de Plenos en la que tanto el grupo municipal socialista como Unidas Podemos han interpelado al alcalde, Francisco de la Torre, en varias ocasiones. “Sea valiente y tome la palabra si es capaz”, le ha increpado el portavoz socialista, Daniel Pérez. “El alcalde sobre un asunto tan importante no interviene”, ha criticado, concejal de Unidas Podemos.

Críticas a las que el regidor ha respondido alegando al reglamento: “Cada grupo tiene un portavoz ¿Hablamos dos? Carlos Conde el tema se lo conoce mucho mejor que usted [en referencia a Nicolás Sguiglia] y mejor que Pérez Morales”.

Incoherencia política, demagogia fiscal

En cuanto al anuncio de que el Ayuntamiento recortará el impuesto de plusvalía un 36% a partir de abril, el portavoz socialista, Daniel Pérez, ha defendido que esa rebaja parte de la reforma del tributo del Gobierno central y no de la voluntad municipal. “Lo que sí ha hecho el señor De la Torre es mentir”, ha criticado Pérez, alegando que el Partido Popular incumple su programa electoral.

Ante las criticas, el concejal de Economía y hacienda, Carlos Conde ha afeado al grupo socialista su “incoherencia política” al defender el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que eliminó el Gobierno autonómico en 2019. “Cambia usted de pancarta”, ha espetado a Daniel Pérez.

Desde Unidas Podemos, Nicolás Sguiglia ha tildado de “demagogia fiscal” el argumento de que la bonificación de este impuesto supondrá una merma en los ingresos del Ayuntamiento de Málaga -19 millones de euros, según indicó el Área de Economía y Hacienda-, señalando que habría que hacer un “estudio riguroso” para compensar esa caída de ingresos.

Así, Sguiglia ha reiterado que se debería revisar el organigrama municipal, fusionar el IMFE y Promálaga, poner más inspectores en Gestrisam o actualizar el IBI diferenciado.

Te puede interesar:

En esa línea se ha expresada la portavoz de Ciudadanos, Noelia Losada, que ha admitido que es “difícil” reponer la caída de ingresos en las arcas municipales pero hay que ser “creativos e imaginativos”.

“Hay margen para recortar el gasto, para diseñar mejor los presupuestos y consignar partidas de inversión más realistas. Llevamos tiempo reuniéndonos con técnicos independientes que nos aseguran que es posible eliminar este impuesto, incluso en más de un ejercicio”, ha afirmado Losada.