El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, defendió ayer que «sería muy recomendable» que la renuncia, anunciada el pasado mes de abril, de Braulio Medel a la presidencia de la Fundación Unicaja se produzca «cuanto antes», para que «una entidad tan importante» pueda «recuperar la normalidad».

Así lo manifestó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, y a preguntas de los periodistas sobre la demora en dicha renuncia de Braulio Medel, que el pasado 15 de abril anunció en una misiva que renunciaría a la Presidencia de la entidad en «un corto periodo de tiempo que permita, con la mente puesta únicamente en el interés de la Fundación Bancaria, una transición ordenada», adelantando así su salida de dicho cargo, que estaba prevista para otoño, cuando su mandato vencía.

Al respecto, Bendodo remarcó que «la Junta de Andalucía habló claro y alto, y antes que nadie», acerca de «la preocupación que teníamos del futuro de la Fundación Bancaria Unicaja, dejando claro, desde el minuto uno, que queríamos, y vamos a velar por que siga siendo así, que la cabeza y el corazón económico y financiero de Unicaja siga estando en Andalucía, y en concreto en la provincia de Málaga».

«Eso, para nosotros como gobierno, es absolutamente irrenunciable», según aseveró el consejero portavoz, quien en alusión al anuncio de Medel comentó que «cuando uno dice que se va es que se ha ido», por lo que «no entendemos esa demora» en materializar esa renuncia.

En esa línea, Bendodo consideró que «sería muy importante recuperar la normalidad en una entidad tan importante como Unicaja», y opinó que «las decisiones deberían tomarse cuanto antes» por parte de Braulio Medel. «Es lo recomendable», y máxime «cuando ya ha anunciado que se marcha», según zanjó el consejero portavoz.