La rotura el pasado martes de una tubería de aguas fecales en Sacaba Beach, próxima a la estación de bombeo de EMASA, una avería que obligó a prohibir el baño en la playa ha servido a Manuel Hijano, vecino de la EBAR del arroyo Jaboneros, situada desde 2005 de forma ilegal en zona verde y en terrenos del Ministerio de Fomento, para recordar que su casa sufrió una avería parecida en 2018, lo que provocó que en su vivienda «las aguas fecales alcanzaran el medio metro de altura».

Para este vecino, que desde 2009 aguarda a que se haga realidad el compromiso por escrito del alcalde Francisco de la Torre de que trasladaría de sitio la infraestructura, «el accidente de Sacaba es un recordatorio de que las estaciones de bombeo no pueden estar junto a viviendas».

En su opinión, las EBAR hay que emplazarlas en la zona más próximas a las playas, como ocurre con la instalada en la playa de La Caleta.