El centro comercial outlet McArthurGlen, ubicado junto a Plaza Mayor, ha cerrado el verano con un incremento interanual del 36% en sus ventas y del 30% en la cifra de visitantes, que ha alcanzado los 2,2 millones de personas. Son ya 90 las boutiques que se encuentran en este entorno, que ocupa a un total de 630 profesionales. En cuanto al origen de los visitantes internacionales, cabe destacar que la mayoría de ellos procede de Marruecos, Oriente Medio (especialmente Kuwait) y Reino Unido. "Estamos muy satisfechos con estas cifras, que ponen de manifiesto que nos hemos consolidado en la provincia en apenas dos años", comenta el responsable de McArthurGlen Designer Outlet Málaga, Javier Mendizábal.

A las firmas ya existentes en este contexto como Prada, Roberto Cavalli y Ermenegildo Zegna se ha añadido la reciente apertura de la firma francesa Moncler, especializada en ropa de abrigo de alta costura y pret-a-porter. El Centro, que abre de lunes a domingo hasta el próximo 30 de septiembre, se encuentra ocupado prácticamente en su totalidad, y se completará con la próxima apertura de dos firmas muy conocidas: Purificación García, que inaugurará su establecimiento en los próximos días, y Carolina Herrera, que lo hará este otoño.

El local donde se instalará Purificación García tiene 147 metros cuadrados y está situado junto al de las firmas Boss y Claudie Pierlot. El de Carolina Herrera dispone de 191 metros cuadrados y se sitúa en la plaza central, junto a Tumi y Prada.

El centro McArthurGlen ha explicado que el balance del verano (se refiere al periodo 1 de juio-31 de agosto) arroja otros datos de interés como el aumento de ventas en los segmentos de lujo y premium. Según el centro, esto pone de manifiesto que los clientes apuestan en buena medida por los artículos de mayor calidad. "Gracias a los descuentos, esto supone disfrutar de una buena relación calidad-precio y un consumo más responsable, con compras que duran más tiempo en el armario", añade Mendizábal.

McArthurGlen Designer Outlet Málaga es un espacio de compras, ocio y experiencias que apuesta por el arte -es empresa amiga del Museo Carmen Thyssen Málaga-, la sostenibilidad y el medioambiente. Mendizábal explica que el centro continúa en proceso de reducir a cero los residuos a vertedero, con el objetivo puesto en obtener la certificación para el mes de diciembre.

En la misma línea, se trabaja para crear nuevas zonas de sombra que mejoren la experiencia de compra y la visita de los clientes. También se están instalando contadores de agua inteligentes que permitan reducir el consumo de agua en el centro y la detección de posibles fugas en tiempo real. El equipo de McArthurGlen sigue además trabajando para obtener la certificación de BREEAM, el certificado de construcción sostenible de referencia.

De la misma manera, el Centro anunciará próximamente acciones que se enmarcan en la celebración del Día Internacional contra el Cambio Climático y que compartirá con sus visitantes.