Los hoteles malagueños han cerrado el mes de septiembre con una ocupación media del 87,1% gracias a la consolidada mejora del turismo internacional, que ha representado siete de cada diez visitantes alojados. Con este dato, la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) ha afirmado este miércoles que la temporada alta de verano, comprendida entre los meses de julio y septiembre, ha cerrado también con un 87,16% de promedio de ocupación, una tasa que sirve para mejorar ya ligeramente las cifras de 2019 en ese mismo tramo de meses (han sido 1,07 puntos porcentuales más), No obstante, y a pesar de haber superado las cifras turísticas de la prepandemia, los hoteleros advierte de que la rentabilidad de los establecimientos aún no es la adecuada.

"Es cierto, y así lo demuestran los datos, que nuestro destino se ha recuperado, que la Costa del Sol vuelve a ser un destino preferente, pero no podemos tener solo en cuenta los datos de ocupación. Los hoteleros hemos tenido que hacer frente este año a numerosos problemas: tenemos dificultades para encontrar personal y las subidas de las materias primas y costes energéticos están dificultando la rentabilidad de muchos establecimientos de la Costa del Sol", ha comentado el presidente de Aehcos, José Luque.

A su juicio, una vez finalizada la temporada alta es el momento de "repensar el turismo", como señala el lema del Día Mundial del Turismo este año. "Tenemos que hacer ese ejercicio entre todos los que formamos parte de este sector", ha apuntado Luque. 

El colectivo hotelero afirma que en septiembre se han detectado zonas como Fuengirola (92,23%) o Torremolinos (90,69%) que se han comportado de una forma "excepcional" en la segunda quincena del mes y en el tramo final de la temporada alta.

A pesar de estas cifras aparentemente alentadoras, el comité ejecutivo de Aehcos considera que "no se puede hablar de una recuperación consolidada" en el sector porque hay varios factores que mantiene en alerta a los hoteles, "como la alta inflación y la subida de los tipos de interés”.

También recuerdan que hay zonas del interior de la provincia (Ronda, Antequera y Valle del Guadalhorce) que aún están "necesitados" de la recuperación de los mercados de larga distancia, como Estados Unidos, Japón, China, Corea del Sur o Canadá para recuperar las cifras previas a la pandemia. "Es vital conseguir conexiones aéreas directas con esos mercados", ha añadido el vicepresidente ejecutivo, Javier Hernández.

En cuanto a los meses venideros, Aehcos prevé que durante este mes de octubre la ocupación alcance el 75,56% (cinco puntos por encima de 2021 y aún lejos de 2019) y noviembre el 51,26% (seis por debajo con respecto al mismo periodo del año anterior). Por la procedencia de los turistas, se espera que tanto para octubre como para noviembre se alcance un 75% de turismo internacional.

En cuanto a los destinos más solicitados, en octubre destaca nuevamente Torremolinos con una ocupación del 81,27%. Le siguen Fuengirola, Mijas, Málaga capital y Nerja que superan el 75% si las previsiones se cumplen.

La ocupación caerá de manera considerable de cara a noviembre, donde la capital y Fuengirola encabezan la demanda con un 65% por ciento. Otros destinos como Marbella, Mijas o Estepona rozan la franja del 40%.

Aehcos estima que el conjunto del año 2022 cerrará con un 69,3% de ocupación media, todavía algo por debajo del 75,6% con que cerró el ejercicio de 2019, que es el que se toma como referencia de una situación de normalidad. Los años 2020 y 2021 estuvieron absolutamente condicionados por el estallido y evolución de la pandemia.