De la permanencia deportiva dependía gran parte de la estabilidad financiera presente y futura próxima del Málaga CF. Con la calma de los 48 puntos que rozan el objetivo de la temporada e incluso hacen soñar con algo más, el siguiente paso es conformar -con mayor margen y tranquilidad- la plantilla del curso 2021/22.

A día de hoy, los únicos jugadores blanquiazules con vinculación para también la campaña que viene son Dani Barrio bajo palos, Juande, Lombán, Alexander González, Iván Calero -ahora lesionado pero ya en vías de recuperación-, Luis Muñoz, Alberto Escassi, Benkhemassa y Jairo Samperio. El resto, por el momento, son incógnitas.

Incluso el míster Pellicer cumple contrato en junio de este curso. Sorprende que todavía no se haya efectuado la renovación, al menos de forma pública, pero según la entidad de Martiricos antes quieren saber los márgenes salariales que les permitirá LaLiga a partir de verano.

En estos días han sido varios los nombres propios protagonistas en esta dirección. Uno de los más destacados y comentados ha sido el de Yanis Rahmani, sobre todo después de que el propio Manolo Gaspar comentase el interés del club por retener al extremo francoargelino. Por ahora no pueden asumir el coste de la opción de compra de un millón de euros incluida en el acuerdo de cesión con el Almería, pero en La Cueva barajan otras fórmulas ya existentes para que Yanis se quede. «Conocemos cómo es el Almería, tengo muy buena relación y hablamos bastante sobre el tema. Siempre hay una vía», relató hace unos días en Canal Sur el director deportivo malaguista. Además, todo dependerá del camino del conjunto rojiblanco en la recta final de la temporada, ya que está en puestos de play off de ascenso.

El problema del Málaga es que no depende de sí mismo para las negociaciones, como también ocurre con Jozabed. El sevillano, que en estos meses y con más minutos ha experimentado una notable mejoría, debe regresar al Celta de Vigo y después se verá.

Los nombres más sonados son los de atacantes, que se corresponde con la línea de campo donde el Málaga CF tiene más huecos la temporada que viene. Caye Quintana no descarta seguir en Martiricos, aunque asegura que aún no ha tratado el tema con su representante. El de Isla Cristina, como Jozabed con el Celta, tiene contrato en Cádiz pero subrayó en declaraciones a Cope Málaga que no le importaría quedarse aquí si los dos clubes llegan a un entendimiento. «Ambos clubes tienen muy buena relación, pero no sé nada más allá. El Cádiz se portó bien porque no tenía por qué asumir gran parte de la ficha y no puso impedimentos», comentó.

Para tener más leña en la fase ofensiva, Pablo Chavarría y Stefan Scepovic podrían completar el ataque. Entre la dirección deportiva y el cuerpo técnico tendrían que valorar si entran los dos por presupuesto y características, ya que los dos tienen perfiles similares, el argentino tuvo su momento de explosión mientras que el serbio aún está poco a poco ganando minutos.

Sea como fuere, el camino está mucho más despejado que el verano pasado y las previsiones apuntan a que el Málaga CF tendrá mayor límite salarial y más fichas profesionales disponibles. Paso a paso, el sacrificio de todos dará sus frutos.

«Cuanto más arriba estemos, mejor para el club»

Manolo Sánchez, mano derecha de Pellicer en el banquillo del Málaga CF, compareció ayer ante los medios y antes de poner rumbo a Canarias para el duelo de mañana ante la UD Las Palmas. El míster de Nules se ausentó por motivos personales, dejando así todo el protagonismo a su segundo. «Ha sido un paso muy importante que prácticamente hayamos conseguido el objetivo, eso nos libera a la hora de afrontar estos partidos con una gran ilusión para ver hasta dónde podemos llegar», comenzaba Sánchez.

También destacó que de aquí a final de temporada cada partido «son finales». «Vamos mirando hacia los tres puntos. Tres más tres son seis y así hasta veinticuatro. Somos ambiciosos, nos centramos en nosotros mismos y cuanto más arriba en la clasificación mejor para el club y para todos. Estos jugadores han hecho que el club tenga una estabilidad tremenda tanto en lo económico como deportiva», subrayó.

Las ausencias fueron otro de los principales temas. «Tenemos varias dudas. Orlando y Escassi son dos jugadores de los cuales estamos pendientes. Orlando ha entrenado con cierta normalidad y veremos a ver qué decidimos. Escassi sabemos que ha tenido esas molestias, está preparado para ir a todas y estamos valorando varias opciones para ver si entra en la convocatoria».

En cuanto al rival de esta jornada, el entrenador destacó que «Las Palmas juega con mucha alegría ofensiva y con posesiones de balón muy largas. Ellos también quieren estar lo más arriba posible. Si tienen un buen día generan muchas ocasiones y eso es los que queremos evitar. Son un equipo que en partidos abiertos llegan bien al final. Tienen mucho talento y espero un partido muy reñido. Ellos también quiere mirar hacia arriba. Pero presión no tenemos ninguna, lo estamos llevando con mucha felicidad y queremos aprovechar nuestra buena dinámica».