Kiosco

La Opinión de Málaga

LaLiga SmartBankmála

Las 5 claves de la victoria del Málaga CF en Tenerife

El conjunto blanquiazul salió del Heliodoro Rodríguez López con un triunfo 0-2 que le acerca a la permanencia en Segunda, y que trajo además grandes noticias como la buena actuación de Dani Martín, Escassi y Vadillo, además del regreso de Luis Muñoz

Los jugadores del Málaga CF celebran un gol contra el Tenerife. | LALIGA

El Málaga CF salió victorioso en Tenerife de un partido que se presentaba con escasas esperanzas. Muy pocas quinielas daban a los costasoleños como vencedores, pero lo cierto es que, con una rotundidad pocas veces vista, los de Pablo Guede ganaron y bien al cuadro chicharrero. ¿Cuáles son las claves por las que triunfó el equipo? ¿Qué tiene que volver a repetir para ganar al Burgos y garantizar la permanencia?

Dani Martín

La razón más evidente por la que el Málaga CF acabó con 0 goles en contra fue Dani Martín. Las estadísticas cifran sus paradas en 3, pero lo cierto es que tuvieron un valor incalculable para la victoria blanquiazul. Ha guardado su mejor estado de forma para el final de temporada y ahora tiene confianza. Se siente más cómodo con Pablo Guede y el guardameta cedido por el Betis lo demuestra en el campo. Tal es el caso, que de los 6 partidos que ha jugado el conjunto de Martiricos con el argentino en el banquillo, 3 de ellos han acabado con la portería a cero (Leganés, Oviedo y Tenerife).

En el Heliodoro tuvo una parada con la que salvó un tiro a bocajarro en el último minuto de la primera parte. ¿Qué hubiera ocurrido si el marcador hubiese llegado a la segunda mitad con un 1-1? No lo sabremos porque rápidamente llegó ese 0-2, pero no fue el único momento en el que se lució. Fue esencial para ganar. Ha dado muchos puntos en los últimos partidos con sus actuaciones individuales.

Escassi

Guede ha introducido muchos cambios posicionales en el terreno de juego, bien fueran por necesidad ante las lesiones o por experimento. Con algunos ha repetido y con otros ha tenido que dar marcha atrás. Sin embargo, hay uno que le ha cambiado la cara al equipo: Escassi como central.

El paleño pasó a jugar en la defensa, ya que en su momento no estaban ni Juande ni Lombán. El Málaga CF se había quedado solo con Peybernes y Andrés Caro como únicos centrales puro. Es más, un deseo del argentino fue jugar con defensa de cinco y tener solo a dos zagueros lo imposibilitaba. Así que retrasó a Escassi .

El experimento Lombán-Peybernes no ha cosechado los frutos esperados. Uno a otro no se ocultan las debilidades y Guede ha decidido dejar al paleño. Es fundamental. Lo saben sus compañeros y de lo que también son conscientes es que su figura les hace ser mejores y tener más confianza. El equipo ha ganado enormemente y es una decisión que perpetuará, como mínimo, hasta final de temporada. Los resultados están ahí.

Centro del campo

El Málaga CF ha conseguido tener un centro del campo alegre a pesar de la baja de Jozabed. Más allá de un inicio fulgurante que acabó en gol de Álvaro Vadillo, el equipo tuvo 15 minutos para enmarcarlos en un museo.

Guede sorprendió con las titularidades de Luis Muñoz y Dani Lorenzo a los que acompañaron Genaro y Aleix Febas. Pues ahí ha encontrado el cuerpo técnico un gran fútbol con el que construir. No le tuvieron miedo a tener el balón, ni siquiera en los minutos finales cuando el Tenerife apretó y el principal foco en la creación pasó por ahí. Genaro se introdujo entre los centrales, los laterales se pegaron a la línea de cal y el resto de centrocampistas aprovecharon los huecos generados para sacar la pelota. Poesía en directo a una velocidad a la que el Tenerife le costaba mucho encontrar el cuero.

Así que no solo está la nota positiva del regreso del capitán, sino que lo cierto es que Guede ha sumado a más jugadores para aliviar las ausencias en la medular.

Posición de Vadillo

Álvaro Vadillo siempre se ha caracterizado por ser un jugador muy de banda. Sin embargo, este tipo de futbolistas tienen un problema: si el fútbol no pasa por su banda, están prácticamente desaparecidos. Y es un problema al que se enfrentó Natxo González en su etapa y al que le ha puesto remedio el actual técnico del Málaga CF.

El nuevo entrenador siempre llega a los equipos con cambios para tapar problemas y uno de los primeros del argentino fue recolocar a Vadillo sobre el campo. El gaditano sigue teniendo esa vertiginosidad de un jugador de banda, pero también ha pasado a jugar más centrado acompañando a Brandon en la punta de ataque con mucha movilidad en la zona. ¿El resultado? Ha marcado 3 goles (Valladolid, Leganés y Tenerife) en los 6 encuentros que ha disputado con Guede, mientras que con González, más allá de contar con poco protagonismo, no encontró puerta.

Vadillo es ahora un futbolista nuevo, más versátil que cuando vino cedido del Espanyol. Los fichajes de invierno han acabado siendo un acierto porque, aunque indudablemente son jugadores de una calidad extraordinaria, han sabido adaptarse a las necesidades de cada partido en el conjunto blanquiazul.

Intensidad y carácter

Las últimas derrotas le pusieron en un aprieto, pero el «efecto Guede» volvió a salir a flote. El carácter del argentino se reflejó durante los 90 minutos en los futbolistas del Málaga CF. Lo fácil hubiera sido dar un paso hacia atrás con el 0-2, pero ocurrió todo lo contrario. El equipo dio un paso adelante e Ismael pudo marcar incluso el tercero. El domingo se vio otra cosa muy distinta a, por ejemplo, en Las Palmas. Es más, otra de las grandes noticias fue que el Tenerife no hizo temblar los cimientos blanquiazules ni en los minutos finales. La sensación fue de superioridad, de que la muralla iba a estar en pie y así fue. La intensidad y el carácter lo llevaron por bandera. La recompensa fue la victoria. Ojalá se repita la película el sábado contra el Burgos.

Compartir el artículo

stats