Kiosco

La Opinión de Málaga

@pilugarcia10

Una plantilla corta y canteranos con estatus del primer equipo

Pablo Guede entiende que el jugador de La Academia que forme parte de la plantilla tienen que ser uno más y no un mero relleno - Menos piezas y más polivalentes para aspirar a refuerzos con un mayor coste en el límite salarial

Manolo Gaspar y Pablo Guede, durante la presentación del argentino. Málaga CF

El Málaga CF tiene muy clara su hoja de ruta en el mercado de fichajes. Luego el desarrollo del verano pondrá a cada uno en su sitio, pero la idea prioritaria del club de Martiricos es hacer una plantilla competitiva en la que los jugadores de la cantera que se lo ganen y tengan el nivel competitivo suficiente sean futbolistas del equipo a todos los efectos, pese a que en su espalda porten un dorsal superior al número 25.

La idea del cuerpo técnico es que los Víctor Olmo, Dani Lorenzo o Andrés Caro, jugadores que a priori tendrán ficha del filial, sean uno más en la plantilla. No un simple relleno del que tirar en determinadas circunstancias, sino piezas importantes e incluso titulares si su rendimiento es el oportuno. Guede es un enamorado de estos futbolistas, ya ha comentado en más de una ocasión que han conseguido rendir, pese a su edad, en una situación muy complicada como la que vivió el equipo blanquiazul en el tramo final de la pasada campaña. Caro, Olmo o Lorenzo tuvieron que asumir unas responsabilidades para las que no estaban llamados a principio de temporada.

Además de ellos, otros como Loren, Kevin o Haitam también parten con posibilidades de entrar en este grupo de jugadores de La Academia que se puedan considerar hombres con estatus del primer equipo. Y esto, además del crecimiento que puedan tener a nivel personal, tiene sus beneficios a nivel de club.

Contar con canteranos con un papel protagonista y que sean verdaderamente útiles a lo largo de la temporada, permitirá a la dirección deportiva configurar una plantilla competitiva o con todas las garantías sin estar obligada a rellenar las 25 fichas profesionales. Si tienes a 3, 4 o 5 chicos de la cantera que den el nivel semana tras semana, permitirá a Manolo Gaspar y su gente de La Cueva diseñar un plantilla con menos jugadores con dorsal profesional de los que permite LaLiga (25).

Y esto tiene una clara ventaja: a menos piezas, más dinero para invertir en cada una de ellas. El Málaga tendrá un límite salarial real similar al del curso pasado -por encima de los 7 millones de euros- y las cuentas son claras, cuantos menos jugadores formen esa plantilla de fichas profesionales -límite inscribible- más se podrá gastar en cada una de ellas, como, por ejemplo, en las incorporaciones para la delantera, las más costosas en este mercado.

La cantera blanquiazul siempre ha sido uno de los fuertes de este club, y en este momento de estrechez económica contar con jugadores de nivel que no computen para el límite salarial es una ventaja considerable a la hora de configurar el equipo.

Los días y semanas del presente verano marcarán lo que finalmente dará de sí el mercado para el equipo blanquiazul, pero la idea principal que maneja el club es esta. Si se confía realmente en que un canterano va a ser importante a lo largo del curso, mejor no traer otro fichaje en esa posición y utilizar ese dinero para invertirlo en otra posición que sea más necesaria de cubrir.

Pendientes de Ricardo Horta

El Málaga espera como agua de mayo el acuerdo definitivo entre el SC Braga y el Benfica por Ricardo Horta. Los medios portugueses han publicado en estos últimos días que el equipo lisboeta espera al exjugador del Málaga para cuando comience su stage de pretemporada en Inglaterra. Pero de momento no hay visos de un acuerdo entre clubes. Toca seguir esperando.

La venta de Horta dejaría una buena suma de millones en las arcas de Martiricos que servirían para subir ese límite salarial y optar a fichajes más ilusionantes.

Compartir el artículo

stats