Pepe Mel compareció este viernes ante los medios de comunicación en la previa de la visita del Málaga CF al Levante UD, uno de los rivales más complejos de LaLiga SmartBank. Sin embargo, y a pesar de las múltiples bajas, el técnico blanquiazul confía en sus jugadores para poder pelear en el Ciudad de Valencia.

La gran preocupación de cara a este partido es la enfermería. Aún queda un entrenamiento, pero dudas parece haber pocas: "Estamos esperando al entrenamiento de mañana para ver el estado de Esteban Burgos, que es el que más me preocupa a mí, porque es el único que creo que puede llegar en condiciones para el partido del domingo. Es casi baja segura Cristian. Juande se retiró con unas molestias que han resultado ir más allá. Según el doctor, hasta enero no lo tendríamos", analizó sobre el cordobés y los 'tocados'.

Y es que, como aseguró el técnico, "cuando parece que encontramos las soluciones, sobre todo con la gente joven, es volver a empezar". Principalmente, le preocupa el caso de Haitam: "Es un golpe tremendo para el chico. Había visto que era un año importante. Ya le he dicho que esté tranquilo y que mientras yo esté le espero. Pero tengo claro que esa solución que habíamos encontrado, y muy buena, la hemos perdido".

No obstante, no quiso que su mensaje fuera derrotista: "Que nadie piense que vamos derrotados ni que vamos a bajar los brazos. Es por tener más fichas para jugar en el tablero. Hemos preparado una forma de ser contundentes y de hacerle espeso el partido al Levante, y lo vamos a mantener. Estarán otros jugadores. Tenemos que seguir esta racha de no perder, de ser un equipo complicado para el rival y poner los partidos espesos. Ahí somos un equipo peligroso", analizó sobre el encuentro. 

Lo cierto es que el Levante UD es ahora uno de los rivales más peligrosos. "Todos los equipos que bajan económicamente son más solventes y tienen una plantilla de Primera. El Levante es uno de esos. De Frutos, Campaña, Iborra... este tipo de jugadores que hacen que el equipo tenga más allá de lo que hay en Segunda División", a lo que él mismo añadió: "Dicho esto, están en Segunda como nosotros y esta competición ha demostrado muchas veces que da igual el nombre. Estamos en la misma liga y es muy complicado ganar. Tenemos armas suficientes para hacerle daño".

Después de conseguir la victoria contra la Ponferradina y salvar los últimos encuentros con "notable alto", la semana ha ido mejor. "Salvo por las lesiones, todo parece ir bien. La gente está animada. El equipo encuentra las cosas que necesita, pero cuando hay un exceso de bajas nos debilitamos. Tenemos que buscar esa solución que parece que habíamos encontrado. Juande, Esteban y Cristian son tres futbolistas que hacen que el equipo se resienta", explicó preocupado Pepe Mel. 

El técnico parece tener algunas ideas claras sobre el planteamiento del encuentro. El madrileño confirmó en rueda de prensa que Fomba viajará a Valencia y que "tiene bastantes opciones de participar" en esa posición de extremo que se encuentra huérfana.

No obstante, las necesidades siguen siendo las mismas y ahora que el equipo ha conseguido cuatro partidos consecutivos sin perder el futuro es un poco más esperanzador: "Nosotros estamos a tres puntos. Tres puntos en esta liga no es nada. Ahora tenemos un calendario difícil, pero en Segunda División le ganas a cualquiera. Es lo que les he dicho a los chicos. Estamos a un partido de salir de aquí y se puede conseguir perfectamente este domingo ante el Levante. Tenemos que intentar llegar a enero con el equipo fuera de descenso", afirmó Pepe Mel.