Mil jóvenes de Marbella con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años están llamados desde hoy hasta el domingo a someterse a un cribado gratuito de pruebas de antígenos para detectar el coronavirus.

Las personas a las que se les realizarán los test se han seleccionadas de forma aleatoria mediante un sorteo entre los cerca de 23.500 vecinos del padrón municipal que se encuentran en esa franja de edad, asegura el Ayuntamiento. El sistema que se ha seguido, agrega el Consistorio, es el mismo que se emplea para elegir a los ciudadanos que integran las mesas electorales.

Los jóvenes elegidos han sido citados a través de cartas que han recibido en el transcurso de la última semana y en las que se le indicaba la hora y el emplazamiento al que deberán acudir.

Las pruebas se realizarán en horario de tarde para facilitar la asistencia de las personas convocadas. Los jóvenes seleccionados que viven en el núcleo urbano de Marbella y en el distrito de Las Chapas acudirán al Palacio de Ferias y Congresos Adolfo Suárez, mientras que a los que habitan en San Pedro Alcántara o en el distrito de Nueva Andalucía se les citará en la Carpa de San Pedro.

Los resultados de las pruebas se conocerán en quince minutos y se comunicará de forma inmediata a los jóvenes que den positivo, junto a las recomendaciones para hacer frente al contagio del virus. También se remitirán al servicio epidemiológico y al Distrito Sanitario de la Costa del Sol, que depende de la Junta de Andalucía.

El objetivo del cribado es descongestionar la presión en los centros sanitarios de atención primaria y tener una visión «lo más comprensiva posible sobre cómo se propaga entre la población y cómo las medidas de contención, como el diagnóstico temprano y masivo o el seguimiento de los casos o el aislamiento, pueden ayudar a frenar la enfermedad», señala la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

Las pruebas que el Ayuntamiento hará a los jóvenes son las mismas que la Junta realizó durante una jornada a mediados de enero a mil vecinos seleccionados también de forma aleatoria.

La Junta habilitó una unidad móvil en un aparcamiento anexo al Palacio de Ferias y Congresos en la que personal del Servicio Andaluz de Sanidad realizó las pruebas de antígenos.

Los vecinos convocados recibieron en los días precedentes un mensaje de móvil con el lugar en el que se encontraba la unidad móvil y la hora de asistencia.

De los mil vecinos llamados, sólo acudieron 430. Y de éstos últimos, siete dieron positivo en los resultados.

Muñoz hace un llamamiento a los jóvenes citados para tratar de evitar que se repita la baja asistencia. Detener la propagación del virus, señala, «es una responsabilidad de todos».