La ampliación de la partida para otorgar a las pymes y trabajadores autónomos de Marbella ayudas directas municipales para que hagan frente a la crisis sanitaria desató ayer, en el pleno de abril, la polémica entre el equipo de gobierno y los partidos de la oposición de PSOE y OSP.

Las posturas encontradas entre ambas partes hicieron que el Gobierno local, del PP, aprobara, junto a Cs, ampliar en 1,5 millones de euros -hasta los 3,5- los fondos de las ayudas directas que el Ayuntamiento dará a las pymes, las primeras desde el inicio de la crisis sanitaria y económica hace más de un año; y que PSOE y OSP se abstuvieran.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, destacó que «cumplimos con nuestro compromiso de aprobar la ampliación de los fondos en el primer pleno en el que pudiéramos disponer del remanente de Tesorería y lo consensuamos con el sector».

«Se trae aquí el compromiso y la palabra que dimos y es muy bueno que lo recordemos. Espero que las ayudas puedan tramitarse y empezar a otorgarse en las próximas semanas», agregó la regidora.

El concejal socialista Manuel Morales reclamó que la partida de las ayudas se ejecute, en referencia a los 130 millones de euros que la alcaldesa anunció en abril de 2020 para reactivar la economía local, pero de los que, según la oposición, apenas nada ha llegado a los sectores del comercio y la hostelería.

«Hay que aumentar los fondos según la necesidad del número de solicitudes presentadas. Las pymes se encuentran ante muchas necesidades para tratar de reflotar su actividad», reclamó el edil.

Para el concejal de OSP, Manuel Osorio, exdelegado de Hacienda durante el mandato anterior, la ampliación de la partida en 1,5 millones de euros «se me antoja, no corta, muy muy corta».

«Con los 3,5 millones de euros, el Ayuntamiento tendrá que decirle a 700 de los 2.400 solicitantes de las ayudas que se quedan en la calle. Y ese tejido empresarial es el que nos hará falta para crear empleo. Otros municipios colindantes están dando ya más de 20 millones de euros. Ya dijimos que había que reformular el presupuesto municipal», agregó el edil.

Por otra parte, el pleno dio el visto bueno inicial a una modificación urbanística que permitirá poner en marcha un proyecto de un grupo promotor que cuenta con una inversión de 30 millones de euros y que, además de una zona comercial, dotará a la barriada de Plaza de Toros de 500 plazas de aparcamiento y una zona de parques y jardines y otra de equipamientos comunitarios.

También se aprobó ceder al Ministerio del Interior una parcela para la construcción de una Comisaría de Policía Nacional.