El Ayuntamiento de Marbella anunció ayer que recuperará para uso público una parcela de cerca de 4.700 metros cuadrados de superficie ubicada en el parque Vigil de Quiñones, uno de los espacios naturales más transitados del municipio.

El proyecto contempla la mejora de los terrenos, que cuenta con edificaciones que están en desuso; y la rehabilitación de la capilla ubicada en las ruinas de la antigua ermita para un uso cultural, en concreto para crear un centro de interpretación de la utilización primitiva que tenía el campamento.

La reforma contempla trabajos que combinarán los conceptos «de parque-jardín y de espacio urbano, propiciando un paisaje acorde a este pulmón verde», ubicado en el centro urbano de Marbella, señaló la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

La regeneración de la parcela ubicada en el parque que lleva el nombre del médico y militar marbellí Rogelio Vigil de Quiñones, uno de los últimos españoles en permanecer en Filipinas antes de la rendición de la colonia a manos de EEUU a finales del siglo XIX, contempla el ajardinamiento del solar con la plantación de especies y la recuperación de las que ya existen y la instalación de luminarias más eficientes y de bajo consumo.

Los trabajos servirán también para construir plataformas peatonales continuas y la instalación de mobiliario urbano para facilitar el esparcimiento y el ocio de los vecinos.

Las actuaciones comenzarán antes de que finalice el año, ya que el proyecto se encuentra en periodo de licitación y el plazo de presentación de ofertas expira este mes.

El proyecto cuenta con una inversión de más de 600.000 euros que procederán de la Unión Europea.

«El objetivo es que los vecinos puedan disfrutar de unas infraestructuras de calidad acorde a las necesidades de un municipio como Marbella», señaló la alcaldesa.

Petición de la oposición

El anuncio de la mejora del recinto se produce un año después de que la concejala de Cs, María García, reclamara al equipo de Gobierno que acometiera de forma urgente la rehabilitación de la ermita ubicada en el parque Vigil de Quiñones.

La edil recordó que el PP realizó el mismo anuncio en 2014, cuando la ermita ya se encontraba en estado de ruinas; y como promesa de las elecciones locales de 2015.

El equipo de Gobierno de coalición formado por PSOE, IU y OSP se comprometió a ejecutar la obra en 2016, pero sin éxito, por lo que «estamos ante incumplimientos continuos», apuntó la edil.

«El tiempo sigue pasando sin que se haga nada, por lo que es necesario actuar de una vez por todas y acometer la reforma de la ermita y de su entorno, que está igualmente deteriorado», apuntó García. 

«El interior de la ermita es indigno, con la techumbre derruida, el interior lleno de escombros y basura. Un lugar impropio del personaje al que se homenajea», añadió.