Llamas de velas chispeando al ritmo de diferentes estilos musicales han iluminado este fin de semana las faldas del Parque Nacional Sierra de las Nieves y el pantano de Río Verde.

Istán albergó ayer y el viernes por la noche ‘La Velá’, un evento con actuaciones musicales de diversos estilos y formatos que se desarrollan en emplazamientos singulares alumbrados casi exclusivamente con el resplandor de velas.

El mirador de Las Herrizas, desde el que se observa el pantano de Río Verde, acogió un concierto de violín y diferentes espacios icónicos de Istán, puerta de entrada a la Sierra de las Nieves fueron el escenario para actuaciones de trovadores y músicos de gospel e instrumentos de cuerda y viento.