El Ayuntamiento de Marbella ha culminado la remodelación de dos kilómetros de senderos del Pecho de las Cuevas, en el acceso Sur al polideportivo Paco Cantos, destinados a la práctica deportiva.

Las obras en esta red de caminos, según explicó la propia alcaldesa, Ángeles Muñoz, que visitó la zona, quedarán completadas «en los próximos meses con una actuación en los 1.000 metros restantes». Una de las prioridades es «la integración en el trazado del polideportivo Paco Cantos», a petición de los deportistas, señaló la regidora.

La práctica del running es la utilidad que las autoridades municipales tienen en mente para la zona. «Hemos actuado para crear un espacio idóneo para un entrenamiento de distintas intensidades con todas las garantías para una de las disciplinas que está teniendo más demanda actualmente», indicó Muñoz.

La primera edil recordó que la zona tenía «un firme irregular de albero, afectado por las corrientes de agua y las raíces de los árboles, lo que entrañaba un importante riesgo de lesiones para los atletas».

Los trabajos se han centrado en solventar los problemas de drenaje, con la instalación de 16 nuevos puntos de evacuación de agua, así como en la pavimentación de los dos kilómetros de trazado, la colocación de 32 columnas de iluminación y la renovación de medio kilómetro de valla.

La alcaldesa también informó de la adecuación de dos zonas de aparatos biosaludables y uno de los accesos a los senderos, con lo que han completado el 70 por ciento del proyecto.