El Ayuntamiento de Marbella anunció ayer el inicio de las actuaciones para mejorar el entorno urbano y medioambiental del parque Vigil de Quiñones, de 4.600 metros cuadrados de superficie.

Los trabajos permitirán también rehabilitar, para albergar un proyecto cultural, la capilla del recinto, que se encuentra en estado de abandono, con la techumbre derruida y escombros y basura en el interior.

Una vez restaurada, la capilla acogerá un centro de interpretación del uso primitivo del que fuera campamento Vigil de Quiñones.

Las labores para mejorar el parque dedicado al médico y militar marbellí Rogelio Vigil de Quiñones, uno de los últimos españoles en permanecer en Filipinas antes de la rendición de la colonia a manos de EEUU a finales del siglo XIX, contemplan el ajardinamiento de la parcela con nuevas especies y la recuperación de las ya plantadas, la instalación de luminarias más eficientes y de bajo consumo, la construcción de plataformas peatonales continuas y la colocación de mobiliario urbano.

Las obras, que ejecuta una empresa del municipio y estarán finalizadas en mayo, forman parte del proyecto de Estrategia EDUSI Marbella Modelo de Ciudad Sostenible, por lo que el 80 por ciento del coste, que rondará los 600.000 euros, se financiará con fondos comunitarios FEDER, que gestiona el Gobierno central ,y el resto lo aportará el Ayuntamiento.

La reforma contempla trabajos que combinarán los conceptos de parque-jardín y de espacio urbano para tratar de recuperar uno de los pulmones verdes del centro urbano de Marbella.

«Estamos ante una nueva iniciativa que se enmarca en la línea que estamos impulsando en materias de mejora, rehabilitación y recuperación de los espacios urbanos y naturales. Será un nuevo espacio de esparcimiento y de ocio para los vecinos del municipio», señala la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

El grupo municipal de Ciudadanos reclamó al equipo de Gobierno hace un año, durante una sesión plenaria, que acometiera de forma urgente la rehabilitación de la ermita ubicada en el parque Vigil de Quiñones.

La concejala de la formación naranja, María García, recordó que el PP anunció la reforma de la ermita en 2014, cuando ya se encontraba en estado de ruinas; y como promesa de las elecciones locales de 2015.

El equipo de Gobierno de coalición formado por PSOE, IU y OSP se comprometió a ejecutar la obra en 2016, por lo que «estamos ante incumplimientos continuos», apuntó la concejala de Ciudadanos.

«Es necesario actuar de una vez por todas y acometer la reforma de la ermita y de su entorno, que está igualmente deteriorado», apuntó García.

«El interior de la ermita es indigno, con la techumbre derruida, el interior lleno de escombros y basura. Un lugar impropio del personaje al que se homenajea», añadió la edil durante su intervención en el pleno.