La plataforma Ecomarb que trabaja por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU a través de la economía circular ha puesto en marcha el proyecto para diseñará y fabricará una tabla de surf hecha en su totalidad con plástico reciclado para que Sarah Almagro, que perdió sus extremidades en 2018 a causa de una septicemia, dispute sus campeonatos.

La joven marbellí, que recientemente se ha proclamado en California subcampeona del mundo de surf adaptado, se ha sumado el proyecto, que constará de tres fases.

La primera será una convocatoria por parte de Sarah a todos los ciudadanos de Marbella y alrededores en una gran limpieza en entornos naturales de la zona, como el mar, las playas o la montaña.

Posteriormente, el equipo técnico de Ecomarb desarrollará la tabla de competición fabricada en su totalidad con plástico reciclado «en la que esperamos ver a Sarah surfeando y ganando competiciones», señala el colectivo medioambientalista.

«La lucha de Sarah por llegar hasta aquí es un ejemplo de superación para todos desde que, en julio de 2018, con 18 años, le diagnosticaron un meningococo que le provocó una meningitis con posterior septicemia, teniendo que amputarle las manos y pies», agrega.

«No cabe la menor duda que la ola generada por Sarah, durante su lucha y compromiso por la vida, bañará también las conciencias de todos los residentes en Marbella en el respeto al medio ambiente, frente a los retos que nos plantea el cambio climático», apunta.