Un pasaje del Casco Antiguo de Marbella homenajea desde este fin de semana a Juan ‘El Bombero’ y los avatares que le llevaron a convertirse en uno de los efectivos más reconocidos del Cuerpo.

Juan Cervera Infante ha estado más de 30 años de servicio marcados por anécdotas que comenzaron antes incluso de ingresar en el Cuerpo de Bomberos.

En 1979 tuvo que sustituir a un empleado del servicio de urgencias como bombero, circunstancia que le motivó para, en los años 80, desplazarse a Madrid para realizar su formación en este ámbito.

En aquella década entró en la cárcel de Marbella, que por entonces estaba en la muralla del Castillo, para salvar al personal que se encontraba en el interior de las instalaciones, tras escuchar desde su casa que estaban ardiendo.