El Ayuntamiento ha iniciado la construcción del Centro de Usos Múltiples de Nueva Andalucía, en Marbella, el polémico proyecto con el que dotar al distrito de una sala polivalente de más de 400 metros cuadrados de superficie, áreas de reuniones, gimnasio y una treintena de plazas de aparcamiento y que el equipo de Gobierno anunció por primera vez a inicios de 2020. Las obras tienen un plazo de ejecución de doce meses, por lo que, según las nuevas previsiones del Consistorio, finalizarán en el verano de 2023.

El equipamiento, que cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros y albergará exposiciones, actos culturales, conciertos, proyecciones y talleres, estará distribuido en tres alturas, una de las cuales será un sótano de 1.080 metros cuadrados de superficie que dispondrá de 28 plazas de aparcamiento. El acceso principal al edificio se encontrará en la fachada oeste, en previsión de la futura construcción de una zona verde por ese lindero. 

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, anunció en enero de 2020 la licitación de la obra con la previsión de que estuviera culminada en el verano de 2021, pero la empresa adjudicataria quebró, por lo que las actuaciones quedaron bloqueadas.

El Gobierno local anunció entonces que no había adjudicado el expediente porque el proyecto no respondía a las necesidades programáticas del Área de Cultura, Formación y Juventud. 

«Ha sido una tramitación complicada. Es un equipamiento que responde a las demandas de los residentes de la zona y que va a tener una clara utilidad sociocultural», ha señalado el jueves la regidora.

Se da la circunstancia de que la nueva adjudicataria es la misma empresa que ejecuta la construcción de un aparcamiento soterrado en el centro urbano de Marbella.

La concejala de Cs, María García, reclamó a finales de abril de 2021 el reinicio de un proyecto que calificó de «muy necesario» en una zona que alberga a unos 8.000 residentes.

«Es una iniciativa que comprometieron tanto el PSOE como el PP, tiene el respaldo de las asociaciones vecinales y contribuiría a paliar el déficit de infraestructuras en la zona», apuntó la edil de la formación naranja.

El PSOE recuerda que la obra del centro polivalente es uno de los proyectos incluidos en los presupuestos participativos que puso en marcha el gobierno integrado por la formación socialista, IU y OSP que gestionó el municipio entre 2015 y 2017.

«El Centro Polivalente fue uno de las demandas seleccionadas dentro de los Presupuestos Participativos en diciembre del 2016, promovidos por el anterior gobierno municipal, el tercero dentro de los elegidos para Nueva Andalucía, al ser un equipamiento muy solicitado por los vecinos ante las escasas y obsoletas instalaciones municipales que tiene el Ayuntamiento en La Campana», señala el edil socialista, Manuel Morales.