Los ataques que sufre Ucrania por parte de Rusia desde el pasado febrero marcaron ayer los actos del Día Internacional de la Juventud en Marbella.

El concejal del ramo, Enrique Rodríguez, indicó que las agresiones de Putin provocan «una creciente tensión internacional y la guerra obliga a muchos jóvenes a redefinir sus vidas». «En ese contexto, cobran aún más importancia el respeto a la dignidad humana, la democracia, la igualdad y los derechos humanos», agregó.

Tras los actos institucionales de la jornada, jóvenes del municipio se fotografiaron con banderas ucranianas para expresar su apoyo al país.

Durante el acto se reconoció la labor de diferentes colectivos juveniles que trabajan para mejorar la sociedad local.