El Hospital Costa del Sol es el primero en la provincia de Málaga en recibir en donación una ‘cuna de los abrazos’ para apoyar a los padres que se enfrentan al duelo gestacional o neonatal.

La cuna mantiene el cuerpo del bebé durante horas, incluso días, para que los padres puedan despedirse de sus hijos sin prisas ni presiones hospitalarias y humanizar de esta forma el duelo.

La iniciativa, conocida como ‘El legado de Óliver’, parte de Natalie Clayton y Manuel Moreno, una pareja del municipio gaditano de Chiclana que perdió a su bebé Oliver en noviembre de 2020 y que impulsó la campaña para que los hospitales cuenten con un ‘cuddle cot’, que permite a los padres que tengan que pasar por la difícil situación de perder a su hijo alargar la despedida.

«Es muy importante la humanización de los hospitales y, en concreto, la humanización del duelo. Permitir y proporcionar que este proceso se haga de forma apropiada, puede prevenir el duelo patológico, puesto que las personas necesitamos tiempo para despedirnos, cada uno el suyo propio, así como acariciar, tocar y generar recuerdos para después no sentir añoranza y no echar en falta lo que podría haber sido», señala la responsable de Enfermería del área de Pediatría y Neonatología, Mabel Méndez.

El área Materno Infantil del Hospital Costa del Sol tiene una dilatada trayectoria en el duelo perinatal y desde hace años trabaja en este proyecto. Para coordinar estas medidas, la unidad cuenta con un protocolo perinatal que, con la incorporación de esta cuna de los abrazos, se está renovando.