La vacuna es importante

La vacuna es importante, muy importante, pero pienso que no es suficiente para vencer el miedo, ya que los efectos generalizados de la vacuna tardarán en ser eficaces unos meses, y la superación del miedo no debe ceñirse a la vacuna. Además, para colmo, estamos comprobando el «baile» de fechas y distribución y la picaresca de la vacuna: se retrasan por supuestas razones logísticas, se facilita prácticamente el doble de vacunas a Cataluña que a Madrid porque el candidato Salvador Illa quiere ganarse votos para las elecciones de febrero. Tenemos un Gobierno que nos da motivos sobrados de temor cada día.

Por otra parte, los casi 4 millones de parados en España. Acabó 2020 España con 724.000 nuevos parados, enero ha vuelto a aumentar. Líderes europeos en aumento del paro y en menos fondos a I+D, superados por Grecia y Portugal. Pedro Sánchez sigue triunfalista, sin pedir perdón siquiera: eso supondría reconocer errores, y no cabe en su cabeza. Javier Lambán sí pidió perdón a los aragoneses en su mensaje de fin de año por su gestión en la pandemia, y no debería haber sido casi la única excepción.

Juan García. Málaga