El Unicaja reunió el pasado domingo en el techo del Palacio de los Deportes las camisetas de dos de los jugadores más importantes que han pasado por el club cajista en toda su historia. El «5» de Berni Rodríguez ya lucía en lo más alto del pabellón desde mayo de 2017 y este pasado fin de semana se unió a la camiseta del eterno capitán la del «10» de Carlos Cabezas, que anunció este pasado verano su retirada después de dos décadas jugando al más alto nivel del baloncesto nacional e internacional.

Este acto no será el último del Unicaja relacionado con ambos jugadores. El club, con el presidente Antonio Jesús López Nieto a la cabeza, ya trabaja en que ambos jugadores se unan al club en el futuro inmediato. Todavía no están claras las funciones que Berni y Cabezas desempeñarán, pero el caso es que la entidad cajista quiere aprovechar su experiencia tantos años dentro del propio club y en el baloncesto, en general, para que ambos canteranos sigan formando parte de la familia verde y morada.

Berni ya sonó el pasado verano como una de las opciones que la entidad manejaba para ocupar la plaza de director deportivo que dejó vacante el 31 de julio Manolo Rubia, tras su jubilación, cargo que finalmente ha recaído en Juanma Rodríguez. En los últimos meses han sido varios los rumores que han acercado al escolta canterano al club de casi toda su vida, algo que todavía no ha cristalizado oficialmente, pero que sigue siendo una opción abierta.

Con Cabezas todo ha sido mucho más reciente. Desde que el jugador anunció a los medios su retirada del baloncesto profesional, el club de Los Guindos y el propio jugador han acercado posturas para comenzar una colaboración que podría consumarse en próximas fechas.

Berni y Cabezas, en su época de jugadores del Unicaja.

Berni y Cabezas, en su época de jugadores del Unicaja. L. O.

Los rectores del Unicaja buscan ahora el mejor acomodo posible para ambos. Colaborar con la cantera, que tan bien conocen ambos, podría ser un buen destino. También se estudia la opción de que ambos puedan ejercer la función de embajadores del Unicaja en distintas actividades en las que participe el club, tanto referentes a la Liga Endesa como a la Champions Basketball League u otras cuestiones institucionales.

En las próximas semanas podría haber novedades. Las conversaciones están abiertas y el futuro, salvo cambio radical, parece que unirá de nuevo el camino de ambos jugadores con el club en el que crecieron y se hicieron estrellas del baloncesto, participando además ambos en la etapa más gloriosa del club con los títulos de Copa Korac 2001, Copa del rey 2005, Liga Endesa 2006 y participación en la Final Four de Atenas 2007.