Ibon Navarro lleva solo dos semanas en Málaga, pero muy intensas, en las que el técnico vitoriano se ha puesto al frente del banquillo cajista para tratar de encauzar el rumbo de un equipo muy lejos de la zona del play off en la Liga Endesa y con la clasificación europea también comprometida en la liguilla del Roud 16 de la Basketball Champions League (BCL).

Navarro se pasó este miércoles por los micrófonos de dos radios malagueñas. En Cope Málaga habló de la actualidad del club y de sus primeras impresiones como técnico cajista. "Solo han sido dos partidos, ahora tenemos tiempo para trabajar en este parón, aunque solo con seis jugadores de la primera plantilla. Lo mejor es poder ver a los jóvenes y conocerlos de cara al futuro".

El vasco reconoce que la llamada del Unicaja le pilló por sorpresa. "Cuando salí del MoraBanc decidimos mi familia y yo quedarnos en Andorra por el niño, que está en el colegio. Cuando salió la oportunidad de venir a Málaga decidimos seguir con esa misma idea. Si Dios quiere, vendrán la temporada que viene. Yo tenía planes para ir a ver la Copa de Serbia, viajar después a Alemania, Italia, Estados Unidos... Quería aprovechar el tiempo para mejorar. He anulado un montón de billetes. Pero salió esta oportunidad y no fue una decisión fácil en lo familiar, pero en lo profesional fue casi una obligación decir que sí al Unicaja".

Respecto al contrato que le une al club, solo asegurado hasta final de temporada, pero con cláusula de ampliación por un curso más, Navarro desveló su intención de que su etapa en Málaga sea larga. "Cuando dije que sí al Unicaja ya fue mi representante el que se puso en contacto con el club para cerrar el acuerdo y yo me mantuve al margen. No fue muy complicado. Es un acuerdo interesante para todas las partes. A mí me asegura si hago un trabajo digamos "bueno" el poder construir el proyecto del año que viene, que espero que sea exitoso a corto y medio plazo. Y por otro lado, el club se cubre las espaldas por si las cosas no van bien. Es un buen acuerdo y ahora lo que hay que hacer es trabajar y ganar partidos"

Preguntado sobre, ¿qué es un "trabajo bueno"? , Navarro explicó: "Ir bien es que se busca una persona para edificar su proyecto, necesitan conocerme, ver si soy la persona a la que darle el mando para construir. No es una cosa tanto de posición en la clasificación, que también, es más un tema de sensaciones, de si encajamos para trabajar juntos a más largo plazo", explicó.

Respecto a la competición europea, por la que hay mucha ilusión, Navarro fue claro: "En la BCL hay 3 partidos que si ganamos pasamos. Ganando dos y sacando el average, quizá también. Pero habréis visto el nivel de los tres equipos. ¿Somos superiores para pensar que vamos a ganar seguro? Habrá que ir, competir y dar el 100%. Por la camiseta no les vamos a ganar. Posibilidades tenemos. Vamos a competir a muerte", explicó.

Navarro es consciente de las limitaciones de la plantilla. "El equipo por fisonomía le falta un punto físico, pero no creo que sean tan blandos como se supone. A nivel de mentalidad no son malos y si les exiges que lo pueden hacer, lo pueden hacer. Falta una pieza muy importante al meter a Jaime, que hará mover algunos roles. Veremos jugar más a Mooney de "2", tres pequeños a la vez, pero hay jugadores muy bisagra, como Barreiro, que puede hacer encajar mejor a las otras piezas y también Nzosa es bisagra porque puede defender a cualquier jugador interior. Tenerlo de "4" nos puede hacer encajar a los demás mejor", dijo.

Ibon Navarro, en el Martín Carpena. La Opinión

Respecto a la lesión de Rubén Guerrero con la selección, confirmó que hay una mayor tranquilidad, como apuntó hoy La Opinión de Málaga. "Llegó ayer y puedo decir que estamos menos preocupados que hace 24 horas porque parece menos grave de lo que en un principio se nos había dicho". Lo que se mantiene en pie es el fichar a un jugador más, que Navarro definió de forma muy clara: "Vendrá algo. Yo creo que sí. Es el compromiso que tiene el club conmigo, intentar traer a alguien que nos mejore. Tenemos que afinar bien. El mercado no ofrece demasiadas cosas. Necesitamos el mejor jugador posible en las posiciones "3", "4" y "5". Creo mucho en los "5" que tengo. Creo que con Tim, Carlos y Yannick podemos cubrir el 4, pero tenemos una carencia si Abromaitis tiene un problema. En el "3" tenemos dos jugadores de perfiles distintos con Bouteille y Barreiro y paraece que nos falta algo de físico. Si encontramos un "4" que pueda jugar de "5" y que pueda defender a treses, eso sería la leche. Pero no existe ese jugador a finales de febrero. El club lo busca, hay ilusión que con un retoque se pueda competir por cosas que hace tres semanas parecían imposibles".

Uno de los nombres propios del equipo es Carlos Suárez, que parece que no cuenta para Navarro. El técnico vasco, no obstante, sí tiene en cuenta al capitán. "Carlos llegó como alero , luego pasó a ala-pívot. Su lesión le ha hecho perder mucha movilidad y ahora mismo es un jugador que ahora es un 4-5 . Conoce muy bien el juego, tiene una capacidad de pase tremenda y tiene que aportar cosas al equipo, pero evidentemente no es el jugador de hace dos años. Es el capitán, sabe lo que es este club, tiene valores que transmitir a los jóvenes y eso es muy importante en el equipo. Nos va a ayudar fuera de la cancha y en la cancha también". Respecto a si ha hablado con él ante esta situación, en entrenador apuntó: "Me interesa ver a los jugadores cómo se comportan antes de hablar con ellos, no me gusta tener una conversación virgen con ellos. Es uno de los jugadores más afectados que he visto por la situación del equipo, pero no es mejor profesional, y se lo he dicho, por sufrir más. El equipo necesita ahora un poco más de alegría, de optimismo...Con la cabeza baja no saldremos de esto".

Por lo que se refiere a la ausencia de espectadores en las gradas del Martín Carpena, cada vez más vacías, es una situación que Ibon Navarro la entiende y la hace global, no solo en Málaga. "Tenemos la sensación de que nos han robado un año y medio de nuestras vidas, nos han sacado de nuestras rutinas, en nuestro caso de ir a las canchas, de divertirnos con los amigos. Ahora no puedes comer, beber, gritar... Somos una sociedad más triste. Es cuestión de tiempo volver a nuestra antigua vida y ahí es cuando tenemos que tratar de recuperar a la gente del Carpena. Tenemos que hacer sentir a nuestra afición cosas. Garantizo a la afición que dentro de nuestras limitaciones lo vamos a intentar todo al cien por cien que es algo que no es negociable. No me atrevo a decir dónde vamos a acabar, pero seguro que lo más arriba posible".

"Alberto Díaz es el base que yo siempre he soñado tener"

El técnico vasco también estuvo en los micrófonos de la Cadena Ser en Málaga y allí desveló algunos recuerdos que tiene de los que ahora son sus jugadores. "Recuerdo la semifinal de la Copa de hace dos años y a Rubén Guerrero siendo un jugador decisivo en aquel partido. Se lo dije a él y se lo he pedido. Si me lo hiciste a mí quiero que lo hagas ahora conmigo. Tenemos que jugar con el mejor Kravic del Obradoiro y que también se ha visto puntualmente en Burgos. Barreiro nos tiene que ayudar en defensa y en rebote. Alberto es el base que yo siempre he soñado tener. Cuado jugaba con él me volvía loco porque destroza la organización de juego del equipo rival. Darío siempre ha hecho grandes partidos contra mí... Ahora quiero jugar con ellos a favor".

"No queremos volvernos locos con las expectativas. Tenemos que competir el próximo partido contra un equipo súper físico como es el UCAM de Murcia. Si les ganamos estaremos muy cerca en la clasificación liguera de un equipo semifinalista de la Copa de Granada. No podemos oscilar tanto entre la ilusión y el desbarajuste de hace unas semanas mirando a la zona de descenso. Queremos estar hasta el último segundo del último partido en Lugo dando el cien por cien", afirmó.

Ibon Navarro estuvo en Ser Málaga. La Opinión

Por lo que se refiere a la lesión de sóleo de Jaime, apuntó: "Jaime quiero que se recupere bien. Es una lesión puñetera y se tiene que recuperar. Hay que ver cómo lo encajamos en la línea exterior. Puede jugar de "1" y de "2". Nos va a dar un generador más de juego, un anotador más y deberá hacer un esfuerzo también en defensa".

Navarro ha sido asistente de algunos de los mejores entrenadores de Europa como Ivanovic, Scariolo, Spahija... "He tenido muy buenos maestros de los que he aprendido cosas. Para mí cada uno es un referente en algún aspecto clave del trabajo de un entrenador: defensa, ataque, la manera de vivir la profesión, la inteligencia emocional... Mantengo excelente relación con la mayoría. Sergio Scariolo me escribió nada más firmar el contrato para felicitarme. Está contento y me ha puesto las pilas para que esto vaya bien ¡ya!"

Por último, respecto a la llegada de un posible refuerzo, la plantilla tendría 13 jugadores y eso obligará a tener que dejar fuera a algún jugador, algo que no le preocupa a Navarro "Si viene un fichaje no sobra nadie. Tenemos muchos partidos y todos tienen que aportar. Habrá que hacer un descarte en función de cada partido, pero no será un descarte permanente", finalizó.