06 de diciembre de 2018
06.12.2018
Resaca del 2D

Rivera prioriza al PP para negociar el "cambio" pero con Marín de presidente

Dice que Ciudadanos "ha multiplicado sus votos" y que el PP y el PSOE deben mostrar "humildad"

06.12.2018 | 05:00
Albert Rivera, en el Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos celebrado ayer en Madrid.

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, anunció ayer que dará prioridad a negociar un Gobierno de «cambio» en Andalucía con el Partido Popular, pero insistió en que la Presidencia de la Junta debe ocuparla su candidato, Juan Marín. «Vamos a priorizar la negociación con el PP en contenidos, personas y políticas», dijo Rivera en rueda de prensa en la sede de Cs, para añadir que eso es lo que más se asemeja a lo que han pedido los andaluces en las urnas este domingo.

Al PSOE le instó a «asumir la derrota, pasar a la oposición» y permitir, con su abstención en la investidura, que gobiernen el PP y Cs, y también rechazó la opción planteada por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que se ha mostrado abierto a permitir que gobierne Cs a cambio de que el PP y Vox queden fuera.

Al término de la reunión del Comité Ejecutivo del partido, Rivera subrayó que Cs «ha multiplicado sus votos» en las elecciones autonómicas, que una parte de ellos proceden de personas que anteriormente votaron al PP o al PSOE y que estos dos partidos han perdido apoyos, por lo que deben mostrar «humildad».

Partiendo de esta idea, la Ejecutiva de Cs ha encargado al secretario general, José Manuel Villegas, y al Comité Autonómico de Andalucía que negocien un nuevo Gobierno en esta comunidad bajo tres «premisas fundamentales».

La primera, dijo Rivera, es que «haya cambio» después de 36 años y que el PSOE no esté de nuevo en la Junta. La segunda es que el nuevo presidente sea Juan Marín, por pertenecer a un partido «limpio, sin casos de corrupción pendientes en los juzgados», por haber demostrado «capacidad de diálogo» y por haber mejorado los resultados electorales respecto a 2015.

La tercera cuestión que se decidió ayer es que la negociación, que Cs quiere llevar a cabo «con inteligencia, serenidad y responsabilidad», comience «inmediatamente». De hecho, Rivera indicó que Villegas iba a llamar ayer mismo al PP para fijar la fecha de la primera reunión.

Según señaló, el PP y Ciudadanos, con 26 y 21 escaños en el Parlamento andaluz, suman prácticamente los mismos diputados que tenía el PSOE en la anterior legislatura y el 2 de diciembre quedaron en un «empate técnico» en sus porcentajes de votos.

Para justificar que Ciudadanos sea el que encabece el Ejecutivo, pese a haber quedado en tercera posición en las elecciones con 21 escaños y el PP en el segundo puesto con 26, Rivera dijo que ambos estaban en un «empate técnico», con un 20,75% y un 18,27% de los votos.

Además, consideró que «Cs y Juan Marín representan el cambio mejor que el PP» y que si la Presidencia de la Junta la ocupase el candidato popular, Juanma Moreno, podría acabar «salpicada» por algún caso de corrupción.

Rivera, que no descartó que los dos partidos compartan el Gobierno ni que Cs lo ocupe en solitario, recalcó que lo importante es dialogar «con aquellos que defienden los valores constitucionales y que quieren un cambio en Andalucía» para formar un Ejecutivo «estable, serio y moderado, sin sectarismos ni políticas excluyentes».

A la pregunta de si descarta un acuerdo con Vox, respondió que la «prioridad absoluta» de su partido es que el presidente de la Junta sea Marín y que haya «un Gobierno de cambio» basado en un pacto entre PP y Ciudadanos.

Contestando también al ex primer ministro francés Manuel Valls, que aspira a la Alcaldía de Barcelona con el respaldo de Cs y espera que la formación naranja no pacte con Vox en Andalucía, añadió: «Con cinco partidos en el arco parlamentario y un cambio a ejecutar, sería una irresponsabilidad ponernos a descartar todos los escenarios que hay encima de la mesa».

En su opinión, hay que «huir del guerracivilismo, la confrontación, el frentismo y el sectarismo» y es necesario actuar con «serenidad y claridad en los valores constitucionales»

El presidente de Ciudadanos tampoco se manifestó sobre qué le parece la demanda de Vox de cerrar Canal Sur y se remitió a lo que se acuerde en la negociación, en la que se hablará del modelo de televisión pública, de economía y de impuestos, entre otros asuntos. Por último, se negó a hablar ahora del reparto de puestos en el Gobierno y abogó por centrarse en conseguir que en Andalucía haya «un cambio de políticas, no solo de personas y de siglas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp