Kiosco

La Opinión de Málaga

Elecciones en Andalucía

Moreno y Espadas: en la misma ciudad, a la misma hora y con la misma promesa

Después de que el PSOE criticara duramente al Gobierno andaluz por su gestión del proyecto del macrohospital de Málaga, Espadas calca el compromiso del PP y asegura que estará construido "en los próximos cuatro años" si él gobierna

Juan Espadas, en el centro de Málaga junto a otros dirigentes socialistas. Evelyn Herrera

La carrera previa a unas elecciones como las andaluzas del 19 de junio estará salpicada de casualidades que no lo son y estrategias encaminadas al cuerpo a cuerpo entre ciertas formaciones políticas. El duelo entre el PP y el PSOE se ha librado con especial virulencia este jueves en la capital malagueña. En la misma ciudad, a la misma hora y con la misma promesa, irrumpieron tanto Juanma Moreno como Juan Espadas para vender sus proyectos.

Eso sí, sorprendió que -después de que el PSOE criticara duramente al Gobierno andaluz por 'vender humo' con su propuesta estrella del macrohospital de Málaga- Espadas calcara el compromiso del PP y asegurara que este equipamiento sanitario de casi un millar de camas al que también se aspiró en los gobiernos socialistas de la Junta estará construido, si él llega al Ejecutivo autonómico, "en los próximos cuatro años". 

"Hace falta un compromiso real con el tercer hospital más allá de poner un cartel o tirar un muro sino, sinceramente a hacerlo. Me comprometo a un gobierno que sepa gestionar y que en 4 años sea una realidad", añadió Espadas.

En una intervención celebrada en el centro de Málaga, Espadas prometió que va a "construir el tercer hospital de la capital conectado con el Metro en un plazo máximo de 4 años", por lo que también respetaría la ampliación del suburbano hasta la zona del Hospital Civil en la que trabaja el Ejecutivo autonómico. "Esta provincia es fundamental para el desarrollo de la riqueza de nuestra tierra con grandes apuestas como la Expo 2027", afirmó el secretario general del PSOE de Andalucía a la vez que reivindicó "una mejora de las conexiones del Parque Tecnológico de Andalucía".

Espadas sostuvo que "el gran problema del PP es su falta de gestión y que han sido la puerta de entrada de la ultraderecha". "La alternativa no pasa por renunciar a lo conquistado, pasa por mejorarlo", enfatizó el candidato socialista.

Espadas también acudió al cuerpo a cuerpo cuando reclamó que el resto de partidos desarrollen "una campaña limpia y respetuosa". "Lamento que Moreno Bonilla no quiera tener un cara a cara como había planteado para conocer sus propuestas concretas", agregó.

El líder del PSOE apuntó, igualmente que "es importante que la Junta de Andalucía se implique en las políticas de empleo, fundamentalmente en lo referente a los jóvenes". "Hemos visto que Moreno Bonilla no ha sido capaz de ejecutar el presupuesto ni usar los fondos europeos, unos fondos que son fundamentales para seguir defendiendo los servicios públicos", recalcó.  

De forma simultánea y sin saber que Espadas se lo sacaría de la chistera, en el balance de su gestión Moreno hizo alusión a los socialistas, precisamente, por el escepticismo que estaban mostrando hacia este proyecto. "Mi provincia es ahora mismo un referente en España, incluso en el conjunto de Europa, y por eso se ha hecho un esfuerzo encomiable en ella con grandes infraestructuras sanitarias incluidas como la ampliación del Hospital Costa del Sol de Marbella o el tercer hospital de Málaga, que va a ser en la próxima legislatura una completa realidad, aunque algunos quieren ponerlo en duda en estas semanas de campaña", apuntó con una clara referencia al PSOE malagueño, cuyo dirigente Dani Pérez había calificado como "pantomima de Moreno Bonilla" la promesa del tercer hospital. 

Juanma Moreno, junto a sus consejeros en Málaga. Álex Zea

Moreno añadió que "si una provincia había sido olvidada por el socialismo esa era Málaga, cuyo potencial y economía florecen ahora" y repitió que "el Tercer Hospital será una realidad rotunda para los malagueños en la próxima legislatura".

Su mensaje estuvo especialmente enfocado contra el PSOE. A la misma hora en la que el socialista Juan Espadas vendía su proyecto electoral junto a la céntrica Alcazaba de Málaga, Juanma Moreno eligió un enclave paradisíaco de las afueras de la misma ciudad mediterránea para hacer balance de su gestión como presidente andaluz. En la atmósfera subtropical que envuelve al Jardín Botánico de la Concepción, el candidato del PP a la reválida instó a sus compañeros a "no confiarse" de cara a las elecciones andaluzas del 19 de junio y les recordó el peligro que aún representa "la maquinaria engrasada por 40 años de socialismo".  

Moreno reclamó "el acompañamiento de los andaluces" para continuar con el trabajo ya realizado. "Lo que se construye es fácil de destruir, hay ocho partidos de izquierda que han tenido la enorme honestidad de decir lo que sí van a hacer, que van a destruir lo construido, van a deshacer los proyectos ya adjudicados o van a volver al impuesto de sucesiones", advirtió el presidente de la Junta de Andalucía.

A su juicio, "estas elecciones no son un debate de sí tu más, nos jugamos si avanzamos o retrocedemos, si queremos seguir con un gobierno dónde cabe todo el mundo o volver al socialismo más rancio que representa el PSOE, acompañado esta vez de siete partidos radicales de izquierda".

Compartir el artículo

stats