El Carnaval de Málaga sigue adelante. Tanto el Concurso Oficial de Agrupaciones de Canto como el carnaval de calle mantienen sus fechas pese a la alta incidencia del virus provocada por el alto nivel de contagio de la sexta ola de la pandemia y la variante ómicron que han motivado que otras ciudades como Cádiz, que trasladó su fiesta 'oficial' a junio hace ya semanas o Las Palmas de Gran Canaria, retrasen toda la programación en el calendario. Así, la organización de la Fiesta del Invierno Cálido de Málaga ha anunciado este viernes la apertura de los plazos de inscripción para los concursos que tendrán lugar en la semana de la fiesta en la calle, fijada entre el 26 de febrero y el 6 de marzo. De esta forma, los interesados en participar en los concursos oficiales de Drag Queens, Grupos de Animación y Fantasías pueden formular su inscripción de manera online desde este viernes 15 de enero y hasta el próximo 11 de febrero a las 20:00 horas a través de la web de la fundación.

Y es que, a día de hoy, habrá carnaval en la calle. La programación del llamado #resurgirdelpapelillo está siendo configurada por la fundación "adaptándose a las medidas de seguridad que impongan las autoridades sanitarias en todo momento", asegura la organización en un comunicado. Si todo transcurre con normalidad y las condiciones de la pandemia lo permiten, el sábado 26 de febrero, coincidiendo con el Gran Pregón del Carnaval se elegirá al Dios y la Diosa de la fiesta. Un día más tarde, el pregón infantil estará acompañado de la elección del Príncipe y Princesa, además del Dios y la Diosa Infantil. Habrá que esperar al viernes 4 de marzo para vivir el desfile de los Grupos de Animación y Dioses, y la Gala de Drag Queens, que este año adelanta un día su fecha. En la mañana del domingo 6 de marzo se volverá a disfrutar del desfile de dioses.

Aún quedan por definir otros importantes eventos de la fiesta, como son las previas gastronómicas en los barrios y, por supuesto, el COAC cuyo sorteo del orden de actuación tendrá lugar este domingo, 16 de enero, en la Caja Blanca, después de ser atrasado en el tiempo a causa de la subida de la incidencia del virus.