La Junta de Andalucía ha notificado en lo que va de mes un total de 13.222 positivos en el cómputo total de los seis distritos sanitarios de la provincia de Málaga. Son más del doble de los contabilizados en la primera ola, que ascendieron a 6.065.

Relacionadas

La mortalidad ha aumentado significativamente en los últimos días, al igual que la presión hospitalaria. En enero ya son 76 los fallecidos con coronavirus en suelo malagueño, de los que 27 corresponden a los últimos cuatro días. En este apartado, de los 857 decesos acumulados desde el inicio de la pandemia, 491 se confirmaron en la segunda ola y 290, a la primera.

El balance de los casos activos desde finales de agosto se había mantenido a diario por encima de los 5.000 hasta los últimos días de 2020. El máximo se acercaba a los 12.000 a mediados de noviembre. Desde ese instante empezó a reducirse hasta acabar diciembre otra vez por debajo de los 5.000.

En los últimos días, al apenas incrementarse los curados y haberse disparado los positivos, los casos activos en territorio malagueño no han dejado de crecer hasta triplicarse. A estas alturas de enero son unos 16.500. Es otro dato más que preocupante junto al de los cerca de 600 pacientes hospitalizados, de los que un total de 55 se encuentran en UCI.