Málaga capital recuperará la movilidad este viernes y pone fin a un mes de cierre perimetral, ya que desde el pasado 20 de enero había sido necesario entrar a la ciudad o salir de ella por una causa justificada. Solo una semana después de la reapertura de la actividad no esencial, ahora terminará de recuperar su pulso al haber bajado -con un índice de 373,9- de la tasa de 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días.

Tras la reunión semanal del comité territorial de Alerta de Salud Pública que adelantado en un día la entrada en vigor de las medidas, también abandonan las restricciones de movilidad otros 24 municipios malagueños. Entre ellos se encuentran Mijas (450), Fuengirola (403), Antequera (399), Benalmádena (389) o Coín (375).

Alhaurín de la Torre, Cártama, Álora, Cuevas de San Marcos, Genalguacil, Guaro, Jubrique, Pizarra, Teba, Villanueva de Tapia, Yunquera, Arenas, Arriate, Benarrabá, El Burgo, Canillas de Albaida, Cartajima, Casares o Colmenar figuran igualmente entre los que ya no tendrán restricciones de movilidad.  

Además, tanto Ronda (747,1) como Algatocín (737,1), Montejaque (526,9) y Villanueva del Trabuco (828,9) vuelven a abrir este viernes su actividad no esencial, aunque seguirán con restricciones de movilidad y cierre perimetral porque la tasa de incidencia es aún superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Este nuevo panorama de restricciones ilustra el cambio de cara experimentado en positivo por el avance del virus, una vez que las restricciones específicas de la Junta de Andalucía para los términos municipales ya solo afectan a 14 localidades malagueñas. Las 89 poblaciones restantes están libres tanto de las restricciones de movilidad como del cierre de la actividad no esencial. Con la reapertura de los negocios que permanecían cerrados en la Ciudad del Tajo, todas las grandes ciudades de la provincia tendrán ya en funcionamiento la hostelería y el comercio. Ahora bien, además de en Ronda, el cierre perimetral continuará también vigente en otros términos municipales muy poblados, como son Marbella (665,2) y Estepona (759). Las otras cuatro poblaciones en las que se mantendrán las restricciones de movilidad son Gaucín (755,2), Cortes de la Frontera (717,8), Manilva (638,7) y Ojén (550,3).  

La bajada generalizada de las tasas que ha traído la evolución positiva de la pandemia, en las últimas fechas, se ha vuelto a ver reflejada en el hecho de que escasos municipios malagueños -en este caso, cuatro- se encuentren todavía por encima de la tasa de más de 1.000 contagios durante los últimos 14 días. Es decir, por encima de los índices que obligan a mantener cerrada la actividad no esencial, con la consiguiente clausura de establecimientos no esenciales, y el cierre perimetral. Entre las poblaciones que se se encuentran en esta situación, se ha registrado la incorporación del municipio axárquico de Árchez (1039) y repiten Benaoján (1789,4) convertida en la localidad con mayor incidencia, Cañete la Real (1286) y Serrato (1037,3).

La reunión del comité territorial de Alerta de Salud Pública se produjo este jueves, tal y como establece la reducción a una única evaluación establecida por el comité de expertos, y estuvo presidida de forma telemática por el delegado de la Consejería de Salud en la provincia de Málaga, Carlos Bautista.

En esta evaluación se analizaron los datos epidemiológicos de incidencia de la Covid-19 en la provincia, después de que «el comité territorial resolviera dejar sin efecto las resoluciones actualmente vigentes y valorar todos los municipios en función de la tasa de incidencia actualizada a fecha de este jueves».

Tras los cambios aprobados la semana pasada por el comité de expertos, la vigencia de las medidas será de siete días tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA). En este caso, estarán este vigor desde las 00.00 horas del viernes 19 de febrero hasta la noche del próximo jueves 25 de febrero.