La resaca de la victoria del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, sigue arrojando la versión más conciliadora de los afines de Susana Díaz en tierras malagueñas. El secretario general del PSOE malagueño, el 'susanista' José Luis Ruiz Espejo, ha reiterado la necesidad de que todos los socialistas se pongan a disposición del ganador de las primarias. Es más, Ruiz Espejo le pedirá al partido en toda la provincia que "muestre plena colaboración con Espadas para recuperar el Gobierno andaluz".

Aunque el mismo domingo por la noche ya distribuyó un mensaje de felicitación, Ruiz Espejo ha reiterado la enhorabuena al ganador de las primarias, Juan Espadas, y su agradecimiento a la militancia de Málaga por su participación y comportamiento ejemplar en el proceso. "La militancia es el verdadero pulmón de nuestra organización", señaló.

"Hemos vuelto a demostrar la fortaleza del PSOE de Andalucía con un proceso de primarias ejemplar y abrimos una nueva etapa con un nuevo liderazgo; desde el PSOE de Málaga vamos a trabajar unidos y con lealtad para volver a recuperar la confianza de los andaluces y las andaluzas", ha manifestado Espejo. 

A su juicio, "a partir de ahora tenemos que remar todos unidos para hacer frente a la derecha en Andalucía y trabajar en un proyecto para que en la Junta vuelva a haber un gobierno de progreso, al mismo tiempo que seguir trabajando por la consolidación de los gobiernos locales socialistas en la provincia, apoyar a los grupos en la oposición y las políticas progresistas del Gobierno de España".

La de Málaga fue una de las tres provincias andaluzas en las que ganó Susana Díaz. Sin embargo, lo hizo con una diferencia pírrica de 101 votos respecto a Espadas. Además, si se tienen en cuenta los sufragios obtenidos por Luis Ángel Hierro, se produjo en verdad una mayor respuesta del sector crítico que pretendía pasar página en la gestión de la expresidenta de la Junta de Andalucía.

Una vez que Espadas pretende remodelar el grupo parlamentario andaluz, en la ejecutiva provincial se le teme a los cambios que el ganador imponga. La cúpula de la sede de Fernán Núñez acapara los cuatro sillones que representan a la provincia en el viejo hospital hispalense de las Cinco Llagas. Uno de estos diputados es el secretario general, José Luis Ruiz Espejo, y los tres restantes -Beatriz Rubiño, Francisco Conejo y Javier Carnero- desempeñan bajo el manto de Susana Díaz roles estelares que están en peligro.