La Guardia Civil ha desarrollado hoy en Málaga una operación contra el terrorismo yihadista que ha culminado con la detención de dos personas, la cifra prevista por los investigadores y adelantada por este diario. Ni el instituto armado ni el Ministerio del Interior han podido ofrecer más detalles sobre el operativo por encontrarse la investigación abierta. La nacionalidad de los arrestados no ha trascendido.

Al menos una decena de agentes llegaron a la calle Lagunillas a la hora del almuerzo en varias pick-ups y camionetas ataviados con pasamontañas, armas largas y chalecos antibalas para proceder a practicar las detenciones y los correspondientes registros.

Convoy de la Guardia Civil en la calle Victoria durante una operación contra el terrorismo La Opinión

El despliegue ha provocado una gran expectación entre los vecinos de la zona y los ciudadanos que habitualmente transitan esta popular zona de la capital y que inicialmente pensaron en una operación vinculada al narcotráfico. La investigación, llevada a cabo por los servicios de Información de la Guardia Civil, está siendo supervisada por la Audiencia Nacional, cuyas fuentes se han remitido al secreto de sumario decretado por el instructor.

 La capital malagueña cuenta con un largo historial de operaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra el terrorismo yihadista. Una de las últimas data de 2018, cuando la Policía Nacional detuvo a un frutero de Eugenio Gross por presuntamente enviar dinero a su esposa, Fadoua Hassad, una marroquí de 35 años y «una de las terroristas más buscadas y peligrosas de Europa», según informó entonces el Ministerio del Interior.