El Servicio Andaluz de Salud (SAS) va a contratar personal sanitario extraordinario para cubrir los puestos de los profesionales contagiados del Hospital Regional de Málaga, que están destinados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Así lo han confirmado fuentes de la Consejería de Salud y de la delegación en Málaga a este periódico.

"Se está contratando para suplir al personal que falta", explican estas fuentes, aunque no precisan cuántos profesionales van a incorporarse, cuándo ni de qué categorías son. Hasta el momento, el agujero de sanitarios que ha provocado este foco se está salvando gracias al resto de compañeros del hospital, de la propia UCI y de otras áreas como Urgencias, que están doblando turno para garantizar la atención.

"En cuanto a [la contratación de] enfermeras, van a tener problemas porque tenías renovaciones pedientes a 1 de noviembre, dijeron que no hacía falta y se nos han ido 600 enfermeras de Andalucía a Barcelona", apunta el delegado sindical de UGT en el Regional, Carlos Bueno.

El brote entre los profesionales que asistieron a una cena de Navidad en un local de Teatinos (a la que se calcula que asistieron unas 170 personas) alcanza ya a 80 profesionales, tras la última actualización del propio hospital, donde se incluyen enfermeras, médicos, auxiliares y un celador, según apunta Carlos Bueno. No obstante, fuentes de Salud siguen manejando la cifra de contagiados de ayer, 68 personas.

"El 90% de ellos están asintomáticos y el restante está con un catarro, es poca cosa", añade Bueno. Estos profesioales tienen que pasar por una cuarentena de 10 días, tras la que tendrán que repetirse la PCR y si sale negativo, se incorporarán al trabajo. Fuentes sindicales estiman que algunos profesionales cumplirán la cuarentena esta misma semana.

Por su parte, el secretario provincial del Sindicato de Enfermería (SATSE) Juan José Sánchez sostiene que en todo el hospital hay 92 trabajadores en aislamiento por contacto estrecho, donde se incluyen los sanitarios relacionados con el brote, pero también personal ajeno a ese foco. "Entendemos lo noticioso pero lo normal es que haya brotes. En la ola anterior llegó a haber más de 300 profesionales en aislamiento por diferentes brotes".

Asimismo, Sánchez califica como "aventurado" hablar del origen de estos contagios ya que considera que ahora mismo todo son "elucubraciones". Además de la cena de Navidad del personal del Regional, también se baraja como origen de los positivos las oposiciones de Enfermería que se celebraron el 28 de noviembre.

"Prefiero esperar a que finalicen los estudios epidemiológicos porque el brote puede haber surgido en las oposiciones, puede haber surgido en la comida, en el ambiente laboral... quien diga dónde está el brote es aventurado", añade.