Kiosco

La Opinión de Málaga

Calle Jara

Las flores llenan La Trinidad en una experiencia piloto

La Asociación de Vecinos Trinidad Centro, en colaboración con el Distrito Centro, inicia la prueba de llenar de macetas con plantas la peatonal calle Jara. Junto con otras dos más se colocarán macetones para impedir el aparcamiento. El objetivo, llenar el barrio de flores como en el pasado y que sea un atractivo turístico.

Juan Romero, el presidente vecinal, ayer mientras el Distrito Centro entregaba los tiestos con plantas para los vecinos de calle Jara. A.V.

«Queremos que todo el barrio recupere el esplendor que tenía antes», cuenta Juan Romero, presidente de la Asociación de Vecinos Trinidad-Centro.

Justo detrás, un grupo de trabajadores depositaba ayer lunes con una camioneta un buen cargamento de macetas y plantas. Es la calle peatonal Jara, la experiencia piloto que, como adelantó La Opinión en marzo del año pasado, quiere comprobar si los vecinos se encargarán de cuidar de las plantas y, si es así, toda la red de calles peatonales de La Trinidad se irá llenando de plantas y flores para que las mantengan.

Como explica Juan Romero, las plantas las aporta el Distrito Centro «y estamos comprometiendo a la gente para que cuide las macetas».

En calle Jara, precisamente, el iniciador de este embellecimiento está echando una mano; se trata de Mijailo Blyznyuk, más conocido en el barrio como Miguel, que, como informó este diario, llenó con plantas el frontal de su hostel hace unos años. «Aquí tenemos que echar todos una mano», recalca Miguel.

«La gente está por arreglar La Trinidad», comenta Juan Romero. Por eso, la idea inicial es completar de plantas calle Jara e instalar en los extremos unos macetones para que no se pueda aparcar, una práctica ilegal con la que «se hacía la vista gorda porque no había aparcamiento, pero ahora con la construcción del parking en la plaza de San Pablo no hay excusa», explica.

Además de calle Jara, en esta primera fase se cortarán con macetones las calles peatonales Zamorano y San Pablo, que más adelante también se llenarán de macetas con flores, cuenta Juan Romero.

El presidente vecinal está convencido de que la mejora estética traerá de la mano la relevancia turística, el que La Trinidad entre de verdad en los circuitos turísticos y eso beneficie al barrio.

«Como los patios se celebran una semana al año, queremos que una serie de ellos, seleccionados y con vecinos comprometidos, se puedan visitar todo el año y que se hagan rutas turísticas para que la gente acuda al barrio», señala. Las calles con plantas, destaca, serían un aliciente más.

Un grupo de vecinos voluntarios para arreglar la calle Jara. A.V.

El parking, la clave

Juan Romero subraya que la llegada del parking subterráneo a la plaza de San Pablo, de momento con 350 solicitudes de compra, va a dinamizar la zona, por eso insiste en que debe hacerse una planta de rotación y en cualquier caso, más de las que se prevean porque además se va a cambiar de uso un parking junto al puente de la Aurora, informa, «y hay que aprovechar el tirón». La plaza de San Pablo, tras la obra, será a su vez remodelada, explica el presidente, que señala que a petición del párroco, el Ayuntamiento ha colocado dos olivos a la entrada de la iglesia por la plaza.

Juan Romero, con uno de los dos tiestos diseñados por él y que regalará a sendos patios de La Trinidad y El Perchel. A.V.

Nieves Mira, dirigente vecinal, explica que los vecinos se organizaron ayer en dos turnos para echar una mano en el arreglo de calle Jara. «El compromiso por parte de ellos ya es un avance y estamos muy contentos», remarca. Como subraya, «queremos que este proyecto se implante en toda La Trinidad, para levantar el barrio y quitarle la etiqueta fea que tiene».

Compartir el artículo

stats