Patricia Navarro ya es oficialmente la primera mujer que es elegida para presidir, en sus 45 años de historia, el PP de Málaga. La también delegada de la Junta de Andalucía ha obtenido un respaldo del 98,1% de los votos en el cónclave celebrado por los populares malagueños en el Palacio de Congresos de Marbella con la participación de algo más de 1.500 compromisarios. De los 1.130 votos válidos emitidos, a favor de su candidatura fueron 1.106. Ella protagonizará ahora a nivel orgánico una nueva etapa, tras los 14 años en los que ha asumido el liderazgo provincial el coordinador general del PP de Feijóo, Elías Bendodo. Su puesta de largo como sucesora fue apadrinada por el presidente andaluz y barón de referencia del PP nacional, Juanma Moreno, y por la número 2 de calle Génova, la secretaria general Cuca Gamarra. 

Durante la presentación de su candidatura previa a la proclamación como presidenta provincial, Navarro tuvo presente el ascenso a calle Génova de Elías Bendodo y sostuvo que en este cónclave "se vota un relevo porque el PP de Málaga sigue ampliando su papel clave dentro del partido en Andalucía y en España". "El PP de Málaga no pierde un presidente, gana mucho más que un coordinador general del PP nacional, estoy convencida de ello y seguramente podremos verlo en muy poco tiempo, dentro de poco más de un año Málaga habrá ganado mucho más", apuntó con palabras que no perdían de vista el horizonte de las elecciones generales.

Además, la dirigente malagueña del PP no pasó por alto el resultado contundente que le dio en las elecciones andaluzas diez escaños en la provincia a su partido y confió en superar en las próximas elecciones municipales de mayo de 2023 la cifra actual de 31 alcaldes: "Somos un partido municipalista y, como dijo el alcalde alhaurino Joaquín Villanova, Juanma es como un alcalde para Andalucía".

Inmersa en su declaración de intenciones, Navarro también tendió la mano a todas las formaciones políticas de la provincia "para hacer dos grandes pactos, uno sobre el agua y otro sobre la movilidad".