La junta de gobierno local, reunida en sesión extraordinaria y urgente, aprobó este viernes el proyecto de presupuesto del Ayuntamiento de Málaga para 2023 que, de nuevo, crece y asciende a un importe de 976.598.358,93 euros, lo que supone en un incremento del 4,31% con respecto a 2022, cuantificado en 43 millones más.

Una vez que ha recibido luz verde en junta de gobierno local, previa aprobación de las cuentas de los organismos y empresas en los consejos celebrados a lo largo de esta semana, se abre el plazo de enmiendas para los diferentes grupos políticos de la corporación municipal. Tras este proceso, está previsto que el documento se eleve el próximo 12 de diciembre a la comisión extraordinaria de Economía y a un pleno extraordinario para su aprobación inicial. Posteriormente, será publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y estará en periodo de alegaciones durante 15 días hábiles. Las cuentas municipales para 2023 apuntalan el dinamismo de Málaga y apuestan decididamente por el progreso y bienestar de la ciudadanía malagueña, con una prioridad absoluta a las políticas sociales, a contribuir a la generación de empleo y a la mejora constante de los servicios públicos que se prestan cada día desde el Consistorio, según informó la institución en un comunicado.

Un presupuesto, como subrayaron en la presentación del mismo, «acorde para una ciudad redonda que se vuelca en calidad de vida de sus gentes, la cultura, la innovación, el comercio, el turismo y los objetivos de desarrollo sostenibles». Los ejes que conforman el proyecto de Presupuesto para 2023 son: Málaga Social que alcanza 139,7 millones de euros; Málaga Sostenible contempla 218,13 millones de euros; Málaga Activa e Innovadora se dota con 53,26 millones de euros; a Málaga Cultural y Referente se destinan 62,83 millones de euros, y para Málaga Urbana se asignan 330,19 millones de euros. En cuanto a las inversiones, que también nutren los ejes mencionados, supondrán en 2023 una inyección económica en la ciudad de 118,7 millones de euros. Una cifra que se eleva hasta los 140,8 millones, al sumarle partidas de gasto corriente de mejora permanente de las barriadas a través de planes de conservación de los propios distritos, parques empresariales y de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Si bien el apartado de inversiones y transferencias de capital es un 22% inferior a 2022, incidieron en que es una cifra que se irá actualizando en la medida en que se vayan incorporando durante el próximo año aquellas actuaciones y proyectos que ya tienen aprobación provisional o pendientes de aprobación.