Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Málaga, en un dispositivo conjunto, han detenido la pasada noche a un joven, quien habría dejado solo en la noche de su detención hasta tres vehículos incendiados en la zona oeste de la ciudad. Las patrullas sorprendieron al sospechoso agachado junto a un automóvil, que echó a arder tras su paso, interviniéndole posteriormente un bote de alcohol y un mechero. Según la investigación, el arrestado sería el responsable de un cúmulo de incendios perpetrados días atrás, principalmente en Huelin y el entorno del Parque del Oeste, como el ocurrido este pasado sábado de madrugada en Santa Paula, con una veintena de coches y contenedores afectados.

  

La detención del joven se produjo la pasada noche, sobre las 01:30 horas, en las proximidades de la calle Eduardo de Palacios, donde varios funcionarios de paisano, de ambos cuerpos policiales, se habían desplegado a partir del último grave incidente de la noche anterior, cuando varios vehículos estacionados en la vía pública ardieron en calle Francisco Padilla, con riesgo, además, de propagación del fuego a las viviendas.

 

El dispositivo establecido al efecto trajo sus frutos, pues el pirómano volvió a actuar este lunes de madrugada. Los agentes de paisano se cruzaron con el joven, que no dejaba en ningún momento de mirar de un lado para otro al fin de evitar ser descubierto. Acto seguido, el chico se agachó bajo un vehículo y, tras su paso, el automóvil comenzó a arder. Los agentes le detuvieron por su presunta implicación en los hechos y le intervinieron un bote de alcohol y un mechero. Esa misma noche se produjeron tres incendios en la zona con dos vehículos totalmente calcinados y un tercero afectado parcialmente.

Uno de los coches afectados por la acción del pirómano. L. O.

La investigación, que continúa abierta, se inició a mediados de noviembre. La Policía Nacional había recibido varias denuncias por incendios y daños en vehículos y contenedores, que afectaban a zonas concretas del barrio de Huelin y calles del entorno del Parque del Oeste.

 

Desde ese momento, agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Málaga aunaron esfuerzos para dar con el artífice de estos incendios intencionados, estableciéndose un dispositivo conjunto que ha culminado con el arresto del sospechoso. Hasta la fecha se desconoce el importe total de los daños ocasionados, así como la motivación de los mismos.