El Málaga CF pone velocidad de crucero para cerrar varias operaciones abiertas. La dirección deportiva liderada por Manolo Gaspar tiene abiertas diferentes negociaciones que pueden fructificar pronto y así ponerse a trabajar bajo las órdenes de José Alberto López. Dos de las opciones prioritarias son las del delantero Brandon Thomas y la del portero Dani Martín, que podrían convertirse en jugadores blanquiazules en los próximos días.

El paso que faltaba para que el Málaga CF pudiera cerrar la incorporación de Brandon Thomas ya se ha dado. El Osasuna anunció ayer la rescisión de contrato del futbolista mallorquín, por lo que ya es un jugador libre para firmar por cualquier otro club, y ahí es donde el equipo de La Rosaleda está muy bien posicionado para contar con sus servicios el próximo curso.

Los miembros de La Cueva estaban a la espera de que Brandon finalizara su vinculación con el equipo navarro para poder acometer su incorporación. Esto ya se ha producido, por lo que Manolo Gaspar ya tiene vía libre para conseguir que el atacante balear vista de blanquiazul en la temporada que arranca justo en un mes. La operación no está cerrada, pero su llegada sí está muy encaminada, pese al interés de otros clubes.

«Gracias por tu entrega. Gracias por tu compañerismo. Gracias por atender siempre con una sonrisa a los aficionados. ¡Te deseamos lo mejor, @BrandonTLL11! ¡El Sadar siempre será tu casa!», publicó el Osasuna en su cuenta oficial de Twitter».

Brandon Thomas, de 26 años y 1.73 de altura, es un jugador que puede jugar tanto de delantero de referencia, como de segunda punta e incluso echado a un costado. Su versatilidad y movilidad en ataque sería un plus para un equipo que busca reforzar su parcela ofensiva. El mallorquín llegó al Osasuna en el verano de 2019 procedente del Rennes, tras una temporada cedido en Pamplona, pero en el mercado invernal de la temporada 2019/20 salió cedido al Girona. Y el curso pasado, tras jugar la primera vuelta con el equipo rojillo, también se marchó a préstamo al Leganés para finalizar el curso. Pese a su calidad, nunca tuvo la continuidad suficiente en El Sadar, lo que ha provocado que jugador y club hayan decidido poner fin a su relación contractual.

Otra de las negociaciones que tiene abierta el club es la cesión de Dani Martín. El guardameta del Betis no cuenta para Pellegrini y en el club verdiblanco le buscan una salida. El portero asturiano, internacional con la sub’21 española, está en la lista de candidatos para reforzar la portería y luchar con Dani Barrio por la titularidad del equipo de La Rosaleda, pero su llegada no está, ni mucho menos cerrada. En caso de recalar en Martiricos lo haría a préstamo -tiene contrato en la entidad verdiblanca hasta 2024-, como ya ocurrió el curso pasado con Juan Soriano, procedente del Sevilla.

Además de las posibles llegadas de Brandon Thomas y Dani Martín, también salió a la luz, confirmado por el propio jugador, la intención del Málaga de traer de vuelta a Nordin Amrabat. El futbolista vería con buenos ojos volver a la Costa del Sol, y el club también estaría encantado de contar con un futbolista de su nivel, pero el mayor inconveniente es el apartado económico. El internacional marroquí viene de cobrar una suma importante de dinero en sus tres temporadas en el Al-Nassr de Arabia Saudí y debería renunciar a una gran parte del salario que ha cobrado hasta la fecha para poder encajar en el límite salarial blanquiazul.

El verano avanza y el Málaga sigue moviéndose en el mercado para tener su plantilla configurada cuanto antes.